Defensoría advierte que 426 niños, niñas y adolescentes han perdido la vida en muertes violentas

La falta de una respuesta efectiva en los casos de violencia intrafamiliar, como es el caso de Gabriel Esteban y su familia, tristemente produce muertes, afirmó Carlos Camargo.

“Con profundo dolor recibí la noticia de la muerte de Gabriel Esteban Cubillos, a manos de su propio padre en un caso de violencia intrafamiliar. 426 niños, niñas y adolescentes han perdido la vida en muerte violentas, relacionadas con presuntos homicidios, esto es 30 casos más para este año en comparación con el mismo corte del año pasado”, aseguró el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

Según Medicina Legal, el 5,6 % de los homicidios de niños, niñas y adolescentes han sido perpetrados por algún familiar y de estos, el 66,7 % relacionan al padre, madre o padrastro como el posible agresor.

El Defensor del Pueblo advirtió que ha solicitado a la Comisaría de Familia de Usme en Bogotá información sobre las acciones adelantadas para verificar los hechos de violencia intrafamiliar y de género denunciadas por la madre de Esteban.

“En muchos de los casos de violencia intrafamiliar y de género que conocemos en la Defensoría, los hechos trágicos han podido evitarse con una intervención efectiva, que evalúe de manera rigurosa y objetiva el riesgo de agresión”, dijo.

Tan solo en 2022 las duplas de género han atendido 2.685 casos de violencia basada en género, y en el 20,44% de los casos el presunto victimario es la pareja o expareja.

Finalmente, el Defensor del Pueblo hizo un llamado urgente al Ministerio de Justicia para que fortalezca las capacidades de las Comisarías de Familia, dirigidas a hacer más oportuna la intervención en los casos de violencia intrafamiliar.

error: Content is protected !!