Auto Roble, 25 años ratificando la confianza de nuestros clientes

 

En los años 50 el mercado automotriz de Colombia estaba determinado básicamente por el Land  Rover y el Willys, eran los camperos 4×4 que se comercializaban en este país. Cambiar el gusto y la mentalidad  de las personas que estaban usando dichos vehículos, hablarles de una tercera marca  japonesa que no era conocida en Colombia y que no estaba experimentada era una labor titánica. Sin embargo los hermanos Vicente y Francisco D’ Ambrosio asumieron ese reto, y en el año  1959 se dieron a la tarea de traer a nuestro pais y a Montería  los cinco primeros vehículos importados de la  marca Toyota.

Dada la prestancia, el posicionamiento y la credibilidad  de la que siempre ha gozado la familia D’ Ambrosio, algunos amigos  de Vicente se interesaron en los vehículos, pero lógicamente tras una arriesgada propuesta de mercadeo en la que el gancho de venta fue ofertar en calidad de prueba los carros durante un mes  sin ningún costo.

Pero los vehículos dieron tan buenos resultados que transcurridos  tan solo 10 días, don César Támer fue a cancelar el carro convirtiéndose en el primer comprador de un automotor Toyota en Colombia, y los otros carros también fueron cancelados antes de terminar el periodo de prueba.

El primer vehículo importado que llegó a Colombia el dia 11 de septiembre de 1959 fue un Land Cruiser, 19 días después,  el 1° de octubre de 1959 fue vendido un valor de  20 mil  659 pesos. Los cinco primeros automotores importados que llegaron al pais entraron por Córdoba  y  sirvieron de «conejillos de indias» para abrir el mercado nacional. Estos cinco primeros fueron comprados por César Támer, Manuel Martínez Sánchez, Gabriel Regino, Miguel García Sánchez y  Miguel Dáger.

El trabajo continúo de esa forma y en los años 60 la familia Phiel Snaider inmigrantes alemanes consiguen la importación de Toyota para toda Colombia y la firma Hijos de Domingo D’Ambrosio se convierte en concesionario (Distoyota).

En  1992 comienza  la ensambladora Sofasa a producir Toyota en la planta de Envigado, Antioquia. Ese mismo año  ante el impedimento la firma Hijos de Domingo D’Ambrosio  por ser Concesionaria de Distoyotas,  nace Auto Roble, la nueva firma de los hermanos Vicente y Francisco tras la selección de la Red de Automotores Toyota Colombia, que continúa el trabajo realizado  por Sofasa y Toyota de Colombia,  y quien escogió en la época a los concesionarios  a nivel nacional.

Desde entonces al igual que un principio cuando fue tal satisfacción de don César Támer, hoy  nuestros clientes aumentan así como ha crecido nuestra empresa en los departamentos de Córdoba y Sucre.

Auto Roble es cada vez más reconocida  en nuestros departamentos sedes y a nivel nacional. No solo hacemos parte de la historia de la Toyota en Colombia como una de las marcas más exitosas mundialmente. También en nuestra región hacemos parte del desarrollo sostenido, generando oportunidades para nuestra  población, cumpliendo a satisfacción las necesidades de nuestra clientela y siendo ejemplo de industria. Alcanzamos 25 años dejando huella de progreso y desarrollo.

 

Deja una respuesta

error: Content is protected !!