¿Qué se celebra el Domingo de Ramos?

Hoy 9 de abril de 2017 se celebra el Domingo de Ramos, día en que millones de cristianos asisten a esta celebración religiosa que además abre solemnemente  las puertas de la Semana Santa donde se recuerda la Pascua, pasión, muerte y resurrección de Jesús.

En esta celebración, los seguidores de Cristo reviven por un momento la esperanza de tener ya consigo, de forma abierta y sin escapatorias aquel que venía en el nombre del Señor. Al menos así lo entendieron los más sencillos, los discípulos y gente que acompañó a Jesús, como un Rey en su entrada al pueblo de Jerusalén.

Los Evangelios describen que durante esta entrada, la gente alfombraba su camino, dejando a un lado pequeñas ramas de árbol. San Lucas no habla de olivos ni palmas, sino de gente que iba alfombrando el camino con sus vestidos, como se recibe a un Rey, gente que gritaba: «Bendito el que viene como Rey en nombre del Señor. Paz en el cielo y gloria en lo alto».

Jerusalén, desde el siglo IV, en el esplendor de su vida litúrgica celebraba este momento con una procesión multitudinaria. Y la cosa gustó tanto a los peregrinos que occidente dejó plasmada en esta procesión de ramos una de las más bellas celebraciones de la Semana Santa.

Con la liturgia de Roma, por otro lado, entramos en la Pasión y anticipamos la proclamación del misterio, con un gran contraste entre el camino triunfante del Cristo del Domingo de Ramos y el Vía Crucis de los días santos.

La liturgia de las palmas anticipa en este domingo, llamado pascua florida, el triunfo de la resurrección; mientras que la lectura de la Pasión nos invita a entrar conscientemente en la Semana Santa de la Pasión gloriosa y amorosa de Cristo el Señor.

Teniendo en cuenta esta celebración y su tradición, el departamento de Córdoba, no es ajeno a esta solemnidad y se caracteriza por ser una de las regios más creyentes de Colombia, municipios como Ciénaga de Oro, destaca en el país casi que la mejor Semana Santa a nivel religioso.

Montería tampoco se aleja de esa realidad y miles de feligreses se congregan en los principales templos de la ciudad para revivir esa escena que muestra la entrada triunfal de Jesús de Nazaret en Jerusalén, en medio de una multitud que lo aclamaba con ramas de árboles, que en muchas ocasiones, suelen ser conservadas por los fieles en sus hogares.

Deja una respuesta

error: Content is protected !!