Connect with us

Opinión

Santos, un golpe de Estado a la Constitución

Por Robert Angulo.r

El propósito de la paz está más que claro, todos sin excepción la queremos, pero “NO” pisoteando nuestro ordenamiento jurídico constitucional.

Escucho a muchos congresistas defender la refrendación de los acuerdos vía fast track en el Capitolio Nacional , varios hablan de su legalidad la cual respeto pero no comparto, porque esta obedece más a intereses mezquinos y propios, que a ultranza, defienden la teoría del presidente Santos en su afán de complacer a las Farc, más que a un juicioso análisis real de legalidad del mismo, que de consumarse sería la desnaturalización de nuestra máxima Carta Magna.

El respeto a la Constitución es lo que hace grande y fuerte a un país, aquí por complacer los intereses oscuros del Presidente, vemos a muchos “entrega patria” defender la actitud tramposa de Santos, que no tiene un fin distinto sino el de pisotear la Carta Magna y entregarle el país en bandeja de plata a la guerrilla de las Farc.

En el proceso de paz con el M-19 se revocó el Congreso de la Republica, se eligió una Asamblea Nacional Constituyente, la cual dio origen a una nueva Constitución, esto permitió consolidar un acuerdo serio con ese grupo insurgente,que hoy día con el paso del tiempo podemos decir ha sido el más exitoso y debió tomarse como ejemplo o punto de partida para este proceso de paz con las Farc.

No podemos inventar teorías, que seguramente terminaran causándole un daño enorme a la nación, la vía expedita para refrendar “el nuevo acuerdo” es el pueblo a través del plebiscito y solo cuando eso suceda podría ser llevado al Congreso para su implementación, porque  la voz del constituyente primario está por encima de todos, e incluso del mismo presidente de la República.

Santos está poniendo en peligro la institucionalidad de nuestro país, sus abusos son propios de las dictaduras en vía de extinción como el castrochavismo, no podemos seguirle el juego a un gobernante que ha sido desleal con su pueblo y que va rumbo al camino de ex presidentes, finalmente  el pueblo es quien hereda y paga las consecuencias de sus errores.

Con lo que hoy se fragua en el Congreso de Colombia estaríamos abriendo paso para que cualquier consulta negada por el pueblo a través de un plebiscito u otro mecanismo de participación ciudadana, pueda ser omitida  por el Presidente excluyendo la decisión del constituyente primario, en este caso para luego refrendarla en el parlamento, para el logro de sus objetivos, y de paso propinándole una puñalada al corazón de la Constitución.

Con la estratagema del mentiroso del presidente Santos, se acaba tácitamente con uno de los mejores mecanismo de participación ciudadana que nos dejo la constitución de 1991, el “plebiscito” y de paso  se le da un Golpe de Estado a nuestra constitución.

3 Comments

3 Comments

  1. JJ.SANCHEZ

    29 noviembre, 2016 at 1:57 pm

    Como perdió la imparcialidad este medio informativo. ¡Se vendió al uribismo. !Lo que toca el uribismo lo convierte en mentira.

    • Redacción Caribe GG

      29 noviembre, 2016 at 3:39 pm

      Los artículos de opinión corresponden única y exclusivamente a sus autores. No representan la posición de la Casa periodística como tal.
      No obstante para La Lengua Caribe es un honor contar con su buena critica, gracias por leernos y escribirnos.

  2. Henry Lorduy Padilla

    29 noviembre, 2016 at 11:29 pm

    Me impresiona como es que aún mucha gente tenga la persepcion y sigan afirmando luego quedar al descubierto las mentiras q se expusieron en la estrategia q utilizó la campaña para el triunfo del NO. Se esté afirmando q se le va a entregar el país a las Farc.
    Lo que busca la clase politiquería con estos argumentos es generar un cimiento para a futuro crear una percepción de desgobierno para que la ultraderecha comience la agitación para que no se implementen los acuerdos y tener un pretexto para q se vuelva a vivir en repetir el genocidio de la UP.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Síguenos en redes sociales

Copyright © 2020 LA LENGUA CARIBE by JVST

Connect
error: Content is protected !!