Connect with us

Opinión

Falta voluntad política para el deporte en Córdoba

Roberth Angulo

Por Roberth Angulo:

Para hablar de deporte en el departamento de Córdoba se hace necesario hacer un análisis de cuáles han sido los aspectos o causas que han incidido de manera negativa en el desarrollo deportivo de la región, y establecer unos comparativos con algunos referentes a fin de plantear soluciones a esta problemática.

En lo que respecta al deporte, muchos departamentos buscan ser posicionados y alcanzar un liderazgo deportivo en las justas más importantes a nivel nacional como son los Juegos Deportivos Nacionales, es aquí donde cada departamento muestra su potencial deportivo,  y de acuerdo a los resultados ubicarse dentro de los primeros lugares.

Partiendo de esto, es necesario entender la importancia de desarrollar procesos deportivos los cuales pueden ir proyectados a corto, mediano y largo plazo, dependiendo las metas que se quieran alcanzar.

En estos encontramos departamentos que hoy día son considerados potencias deportivas como es el caso de Antioquia y Valle entre otros, los cuales llevan muchos años siendo duros rivales a vencer deportivamente ; y esto obedece a la estructuración y continuidad de los procesos que realizan internamente en sus municipios a través de los clubes y las ligas deportivas.

No podemos desconocer que estas regiones cuentan con una gran reserva deportiva, lo que permite que año tras año figuren nuevas promesas, tal es el caso de Antioquia que cuenta con muchos deportistas, esto ofrece tranquilidad ante retiros voluntarios o por edad de algunos de sus competidores. Pues la situación no les afecta en lo más mínimo  ya que dentro de sus reservas  tienen reemplazo asegurado. En contraste con nuestro departamento de Córdoba que  a pesar de contar  con gran talento deportivo, no ha logrado consolidar dichas dichas reservas.

En todo el departamento y en especial en la zona costanera encontramos jóvenes con condiciones y un somatotipo ideal para la práctica de cualquier deporte; el problema radica en la falta de apoyo gubernamental y la preparación que se le pueda brindar a estos jóvenes para que desarrollen sus potencialidades.

Esto obedece a que  nuestros municipios, no cuentan con el recurso humano calificado (entrenadores, preparadores físicos, metodólogos) y a el déficit de infraestructura deportiva para llevar a cabo dichos procesos y así articularlos a través de las ligas, para que a futuro estos jóvenes hagan parte de las selecciones deportivas departamentales  y puedan representarnos en competencias nacionales.

Se necesita contar con un equipo interdisciplinario (metodólogos, entrenadores calificados, nutricionista, médico deportologo, psicóloga, trabajadora social, fisioterapeuta), que pueda direccionar dichos procesos  de manera continua, lo que requiere de buenos recursos económicos.

Ni hablar de los grandes presupuestos que manejan algunos departamentos como, Antioquia, Valle, Bolívar entre otros, donde la asignación presupuestal destinada al deporte es en muchos casos 13 veces la inversión con que cuenta Indeportes Córdoba, este Instituto ha venido manejando durante los últimos 8 años un presupuesto anual aproximado a los 2 mil 500 y 3 mil  millones de pesos, para gastos de funcionamiento, deuda e inversión. Finalmente lo que está destinado para el deporte asociado son unos escasos 450 millones de pesos. Es insensato pensar que con esa cifra pírrica e irrisoria, se pueda llevar a cabo un proceso de preparación deportiva, que le brinde las garantías óptimas para formar grandes deportistas.

Las comparaciones son odiosas pero se hacen necesarias para sopesar la diferencia que a partir de este indicador Bolívar tiene frente a Córdoba. El presupuesto de Iderbol para la vigencia 2016 aprobado por la Asamblea de Bolívar es de  41 mil 197 millones 374 mil pesos. Mientras que a Indeportes Córdoba  le fue aprobado un presupuesto de 3. mil 160 millones de pesos. ¡La diferencia es de 38 mil 037 millones 374 mil pesos! Sobran las palabras. Hoy los resultados son un Bolívar posicionado entre las 5 mejores potencias deportivas del país.

En Córdoba es necesario invertir en infraestructura deportiva (centros de alto rendimiento, villas deportivas, canchas, etc) Además crear centros de iniciación deportiva que permitan la detección de talentos a temprana edad y de esta forma brindarles una formación adecuada, lo que facilitaría el proceso de consolidación  de las reservas deportivas que en un futuro van a proveer los deportistas talentos a las diferentes selecciones deportivas.

De continuar así como estamos, jamás podremos exigir resultados a nuestros deportistas ni mucho menos títulos. Mientras tanto solo seguiremos disfrutando de los títulos que en materia de béisbol nos brinden nuestros peloteros de beísbol aficionado. Triunfos  que no son más que el fruto del trabajo organizado realizado por algunos clubes del departamento en muchos casos sin apoyo estatal,  y que terminan fortaleciendo a la Liga de Béisbol en los torneos nacionales y que finalmente les permiten conquistar sus sueños, tal es el caso de los jóvenes Gustavo Campero, Carlos Vidal y Jordán Díaz entre otros los cuales fueron firmados por equipos de la gran carpa.

No obstante no podemos desconocer el crecimiento significativo en los procesos de futbol de Córdoba, (constantemente en finales nacionales y salida de jugadores al mercado nacional e internacional, tal es el caso de, Darwin Andrade y Miguel Borja), pero aún así este deporte no le entrega títulos al departamento. Y por último nos toca depender de esos deportistas que con esfuerzo, lucha y sacrificio propio se preparan para entregarle grandes conquista a nuestra región.

La crisis del deporte en el departamento no está en los presidente de ligas, ni en los presidentes de clubes deportivos, ni en los que administran el ente rector, a quienes les toca trabajar con las uñas, el verdadero problema radica en la falta de voluntad política de los gobernantes al ser mezquinos con el deporte, al no darle lo que se merece. Se les olvida que todo lo que implique ejercer un recurso en el deporte no es un gasto sino una inversión en la sociedad, que se traduce en menos delincuencia, es por eso que el deporte no puede seguir viviendo de migajas.

1 Comment

1 Comment

  1. Pedro Núñez morelo

    19 julio, 2016 at 9:59 am

    Robert Angulo Santos, acertado su análisis,pero más allá están las condición infrahumanas en viven nuestros deportistas,en muchos casos,sin vivienda,ganándose un día de trabajo tirando pico y pala o su efecto pescando lanzándose a la mar sin certeza de hacer una buena faena y nuestros niños en el abandono del Estado,nuestra niñez desnutridos incapaces de óptimo rendimiento deportivo y educativo,el análisis tiene que ser más profundo amigo Robert,las politizadas que implica,en nuestro municipio,al club San José le quitaron todo el apoyo porque el presidente del club en ese entonces no verá de la corriente policía del alcalde y porque no hablar de los amigos de los dirigentes, que por ese hecho seleccionan a deportista que por su rendimiento no merecen estar seleccionados quitándole la oportunidad a otro con mejor condiciones.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Síguenos en redes sociales

Copyright © 2020 LA LENGUA CARIBE by JVST

Connect
error: Content is protected !!