«No hay diferencia entre el Estado colombiano y el Estado nazi», Petro sobre sentencia de la UP

El presidente de la República, Gustavo Petro, se refirió a la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la que condenó al estado colombiano por el exterminio de los miembros del partido Unión Patriótica (UP).

Durante la posesión de los embajadores de Colombia en el exterior, el mandatario comparó lo que él considera la herencia genocida del Estado con la Alemania gobernada por el dictador Adolf Hitler. “No hay diferencia entre el Estado colombiano y el Estado nazi”, indicó.

En medio del acto, ante diferentes naciones del mundo, Petro se refirió nuevamente a la sentencia de la CIDH y el exterminio de la UP. En esta oportunidad, el mandatario de los colombianos dijo que el estado colombiano «no es solamente asesina, sino es genocida».

“Nuestro estado en tiempos contemporáneos es genocida, ayudó a matar a miles de colombianos simplemente porque eran de izquierda; aún hoy uno va a cualquier esquina de cualquier ciudad de Colombia y dice: soy de izquierda; y empieza a sentir peligro. Esa es la herencia de un estado genocida en la cultura de una sociedad», dijo el gobernante.

«Lo mismo hubiera pasado con los alemanes. La Alemania nazi tenía un estado genocida, no hay diferencia entre el estado colombiano y el estado nazi, desde ese punto de vista», puntualizó Petro.

Sin embargo, el presidente aclaró que hay otras diferencias con dicho Estado y es que los alemanes hicieron catarsis y se dieron cuenta que sus sociedades y sus generaciones no podían repetir lo que hicieron; hecho que en Colombia, para él, no ha pasado.

«La Corte consideró que existen diversos elementos que permiten concluir que en el caso existe una responsabilidad internacional del Estado por incumplimiento de su deber de respetar los derechos humanos de los integrantes y militantes de la UP, aun en las situaciones en las cuales solo se ha podido comprobar una falta al deber de prevención y/o de investigación. En la determinación de la atribución al Estado de los hechos que vulneraron las obligaciones internacionales”, dictó la sentencia.

El Estado colombiano, según la Corte IDH, es responsable por la violación a algunos derechos como la libertad de expresión y libertad política, el derecho a la vida, a la integridad personal y las garantías judiciales; incluso, se determinó que no en todos los casos se investigó de manera eficiente lo sucedido.

error: Content is protected !!