Montería, manantial de valores eternos

Hoy estamos de aniversario. Me llena de felicidad indicarles que el camino que recorremos es el indicado porque lo hacemos con la gente y respetando los 245 años de tradición de una urbe que avanza gracias a la gentileza y esfuerzo de cada una de las personas que han nacido en esta noble, fértil y pujante tierra.

Entre el 1º de mayo de 1777 y 1º de mayo de 2022 hay mucha historia por contar. Todo comenzó con la fundación por parte de Antonio De la Torre y Miranda de un sitio ubicado en terrenos anegadizos en la banda izquierda del río Sinú, al que nombró San Jerónimo de Buenavista.

Son muchos los virajes en materia administrativa. Desde 1777 tuvieron que pasar 30 años para que Montería fuera considerada como una Villa. Esa villa soñada en las ondas del raudo Sinú de la que nos sentimos orgullosos, esa que nunca ha perdido su esencia agrícola y ganadera y la que conserva la calidez y tesón de sus habitantes.
En 1840 pasó a ser cabecera de distrito, en 1923 se le dio la categoría de municipio y en 1952 se estableció como la capital del departamento de Córdoba.

Desde que asumí mi mandato como alcalde he trabajado sin descanso para lograr convertir al municipio en la gran despensa agrícola del Caribe. Hemos proyectado y construimos una Montería Grande llena de oportunidades para las presentes y futuras generaciones.

El río Sinú marca nuestra historia. El transporte de productos y pasajeros iba de Montería hacia Lorica, para salir al gran puerto de Cartagena de Indias, ruta fluvial que se describía desde 1843 y que tomó mayor envergadura en 1938 con la construcción del puerto en la Avenida Primera entre calles 34 y 36, aprovechado por empresas madereras y haciendas ganaderas para fomentar el intercambio económico.

La actividad fluvial fue desapareciendo con la construcción de vías terrestres y el transporte aéreo, pero hoy le volvimos a dar la cara al río. Estamos construyendo el Sistema de Transporte Fluvial Businú para brindar una solución de transporte amigable con el ambiente. Y tenemos todo listo para recuperar las estructuras de la ribera del río que son patrimonio de la ciudad, que se deterioraron por la erosión y la falta de mantenimiento desde hace muchísimos años.

Estamos dando pasos gigantes en la construcción de una Montería Grande en la que convertimos el gasto público en inversiones. Le devolvimos el poder de decisión a los ciudadanos y trabajamos lo que sea necesario para llevar el progreso a nuestras comunas y corregimientos, con mejores vías, infraestructura educativa, espacios de recreación y deporte, proyectos sociales, transformación económica, apoyo al emprendimiento, mejores servicios de salud, impulso a la microeconomía de los barrios y la consolidación de Montería como una Biodiverciudad para un ambiente más amigable.

Me siento orgulloso de ser monteriano. Juntos estamos reescribiendo la historia y construyendo la Montería del futuro.

¡Montería, felices 245 años!

error: Content is protected !!