Madre de familia le prestó más de $300 millones a sus compadres y no han cumplido, prácticamente la habrían dejado en la calle

Angustiada se encuentra una madre de familia en la ciudad de Montería, pues relata que, en su buena fe confió en sus compadres, quienes le hicieron prestar más de 300 millones de pesos a varias personas, por los cuales le ha tocado responder.

La protagonista de esta terrible historia es Kalina Espinoza, quien ha tenido que vender dos carros que eran de su propiedad para tratar de solventar el pago de las deudas, sin embargo, esto no ha sido suficiente.

De acuerdo con Espinoza que habló en exclusiva con La Lengua Caribe, el ingeniero Lacides Banquez y su esposa Liliana González, quienes son los padrinos de uno de sus hijos, le pidieron hace más de cinco años que les ayudara a conseguir un dinero para pagar sus gastos, debido a que Banquez estaba a la espera del pago de varios contratos.

De esta forma Kalina confió en estas personas y decidió pedirle el favor a varios amigos para ayudar a sus compadres, quienes aparentemente tenían para responderle por los préstamos.

Sin embargo, el tiempo fue pasando y a la madre de familia que hoy está desempleada, le ha tocado prácticamente rogarles a estas personas para que realicen pequeños abonos.

Tanto así que en lo que va corrido de este 2022 le han entregado 13 millones de pesos para abonarle, pero la deuda supera los 300 millones.

Y, por si fuera poco, la pareja de esposos decidió interponer un recurso legal contra Kalina Espinoza en la Fiscalía, y, al parecer, cuando la madre llegó se encontró una terrible sorpresa.

Presunto conflicto de intereses

Según Kalina, al llegar a la Fiscalía la recibió una funcionaria llamada Lía Galindo, quien a su criterio tomó partido en el caso y no le comentó que había recepcionado la denuncia de la parte contraria y la habría instado a desistir de esta, argumentando que, “tenía las de perder en el caso”.

A raíz de esta situación, Kalina salió destrozada de la Fiscalía, pues manifestó que sitió que, las autoridades le dieron la espalda, sin embargo, indagando descubrió que, Galindo tendría una relación de amistad con uno de los hijos de Banquez.

“No entiendo como un funcionario de la Fiscalía adopta una posición al momento de recibir la denuncia. Ella me trató como si yo fuera la victimaria y el señor la víctima, prácticamente me insultó y me maltrato. Yo no soy abogada, pero entiendo que los que recepcionan denuncias en la Fiscalía no están para evaluar ni para dar su concepto acerca de los hechos”, sostuvo la afectada.

Como se recordará, el pasado miércoles 24 de agosto Kalina protestó afuera de la vivienda de estas personas en el barrio La Castellana, en compañía de familiares y amigos, pidiendo que le cancelen la deuda, pero en cambio les terminó saliéndoles a deber a Banquez y a su esposa, pues se enfurecieron y decidieron emprender las acciones legales en su contra.

Ante esta situación, esta madre de familia está desesperada y espera que estás personas se pongan la mano en el corazón, ya que su intención no es perjudicarlos, sino que ellos respondan por el dinero que le hicieron prestar en su buena fe y por el que actualmente se encuentra en líos y tiene comprometida su salud, pues ha presentado problemas de salud mental.

error: Content is protected !!