Reclusos sindicados de abuso sexual habrían recibido una dosis de su propia medicina en estación de Policía

Gran indignación ha causado una denuncia de abuso sexual que se habría presentado en una de las celdas de la estación de Policía de Chambacú en la ciudad de Cartagena.

Versiones preliminares dan cuenta que, el caso se remonta al pasado 30 de agosto luego que diez internos fueron sometidos a vejámenes sexuales durante seis horas por otro grupo de reclusos, que, al parecer, estaban haciendo una fiesta de cumpleaños en otra celda.

“Alguien de ahí cumplió años, un cabecilla digámoslo así, los guardias se tomaron dos garrafones de aguardiente y varias sustancias alucinógenas; entonces ese grupo, que eran como 16 que pertenecen a uno de esos grupos delincuenciales grandes, estaban tomados y drogados, y lo que hicieron fue arremeter en contra de los sindicados por delitos sexuales”, relató un hermano de los afectados.

Asimismo, esta persona relató que, los internos fueron golpeados, violados y amenazados para que tuvieran relaciones con algunos de los agresores y entre ellos.

Sin embargo, las agresiones se habían detenido debido a que uno de los detenidos tenía que acudir a una audiencia, la cual aprovechó para denunciar lo sucedido.

Finalmente, las autoridades verificaron lo antes mencionado y se percataron que, era cierto lo denunciado.

Cabe resaltar que, los reclusos agredidos han recibidos mensajes y llamadas amenazantes.

error: Content is protected !!