“No importa que aquí respondo yo, yo soy coronel”: relato de policías testigos del asesinato de tres jóvenes en Sucre

Tras el asesinato de tres jóvenes a manos de la Policía en Sucre, a quienes acusaron de ser sicarios al servicio del Clan de Golfo, se conocieron nuevos detalles sobre el caso que sería un falso positivo.

Dos uniformados que fueron testigos de la muerte de los jóvenes dieron a conocer su versión de los hechos y relataron que, el coronel Benjamín Núñez, comandante operativo de la Policía de Sucre en ese entonces, fue quien los mató “a sangre fría” el pasado 25 de julio.

“En el momento en que él le dispara al primero, no sé por qué lo hizo, no sé si sería rabia o se dejó llevar del momento, pero él simplemente cogió y le disparó y ya”, manifestó uno de los agentes.

El otro policía testigo del caso señaló que, llegó al cruce que conecta a Sincelejo, Sampués, Corozal y Chochó, donde estaban retenidas las víctimas identificadas como Jesús Díaz, de 18 años; José Arévalo, de 22, y Carlos Ibáñez, de 26, quienes estaban en estado de indefensión.

Fue así como el coronel Núñez habría subido a los jóvenes al platón de una camioneta, mismo platón en el que iban los dos policías que hoy revelan el testimonio, otro uniformado, un superior, un teniente y el conductor.

Tal parece que, la intención inicial era llevar a los jóvenes a un centro médico, ya que uno de ellos estaba herido, sin embargo, el coronel habría dado la orden de llevarlos a otro sitio en el que les quitó la vida.

“Cuando veníamos por una parte del camino, el señor coronel le dio el primer disparo a uno de los sujetos que estaba herido. En el momento nosotros quedamos atónitos. No sabíamos qué hacer ni qué decir. Él cogió y le dio otros dos tiros y también a los otros dos que estaban ahí”, aseguró uno de los policías.

A raíz de lo sucedido, el comandante habría dicho al ver la expresión de sus hombres que, “’no importa que aquí respondo yo, yo soy coronel” y se fue en otro carro, sin embargo, los uniformados que quedaron en el vehículo donde se produjo el crimen intentaron llegar a la clínica, pero Díaz, Arévalo e Ibáñez llegaron muertos.

Por su parte, los familiares de las víctimas precisaron que, Jesús Díaz y José Arévalo estaban viendo una exhibición de trucos en moto, cuando llegaron los miembros de la Policía e hirieron en la rodilla a uno de ellos.

Mientras que, Ibáñez, iba pasando por el retén cuando vio como los uniformados maltrataban física y verbalmente a sus vecinos, y les reclamó a las autoridades, quienes terminaron reteniéndole.

error: Content is protected !!