¿El alcalde no tiene nariz? En Chimá nadan en aguas negras y el olor es insoportable

Desesperados se encuentran los habitantes en el municipio de Chimá pues no soportan los olores putrefactos que emanan de las aguas negras que rebosan de las alcantarillas.

A la comunidad se le ha vuelto imposible transitar por las calles debido a que el agua con heces fecales y demás desechos inundan las vías.

Esta problemática los viene perjudicando desde hace ya varios meses y a pesar de los reiterados llamados que le han hecho al alcalde municipal, José Gregorio Banda, este se ha hecho el sordo, ciego y mudo.

La Lengua Caribe se comunicó con el veedor Joaquín Cogollo, quien aseguró que lo anterior, se ha convertido en un problema de salubridad, pues la comunidad aledaña tiene que realizar sus labores diarias en medio de olores nauseabundos.

Por si fuera poco con este panorama, los niños y adultos mayores están expuestos a infecciones y otras enfermedades debido a la permanencia de aguas negras en el sector.  

Denuncia realizada por el veedor Joaquín Cogollo.

El único lugar turístico “bañado en heces fecales”

El sitio más emblemático que tiene de Chimá es la capilla de Santo Domingo Vidal, el santo patrono del municipio y hoy está «bañado» en heces y la comunidad asqueada por los olores.

“¿Qué dirán nuestros visitantes y turistas cuando vengan a la capilla de Santo Domingo, con ese lodazal, con este charco de alcantarilla?”, cuestionó el veedor.

Asimismo, indicó que, el alcalde argumenta que, esta problemática es de vieja data, y que, al parecer, por eso no se estaría haciendo cargo como corresponde.

“El alcalde debe de hacer algo en su administración, para eso fue elegido, es su responsabilidad, hay muchas familias afectadas y debe de responder», sostuvo.  

Así las cosas, se hace un contundente llamado a la administración municipal para que solucione el problema de alcantarillado que tiene hoy tiene a su municipio sumido en la porquería.

error: Content is protected !!