El man de la correa

Por: Victorino Gasparín

Un azotador se pasea por el Pacto Histórico en el departamento de Córdoba. Se trata del exaspirante a la Alcaldía de Montería, Luis Ballestero, quien ha pretendido incursionar en la política, teniendo como imagen simbólica el maltrato físico.

En efecto, en las pasadas elecciones regionales, Luis Ballestero, se presentaba amenazante, con una correa en la mano, como símbolo de corrección a través de la violencia física, contrariando los postulados políticos del partido (Colombia Humana -UP) que lo avaló: la Paz, la convivencia ciudadana y la política del amor… sería por eso que su votación no superó el margen de error de la elección de alcalde de la ciudad de Montería.

Igualmente, Ballestero se ha abrogado la coordinación del Pacto Histórico en Córdoba, descalificando a los ciudadanos y movimientos políticos que desean ingresar, e incluso a los candidatos a la cámara de Representantes que se inscribieron por el departamento de Córdoba, entre ellos al reconocido líder comunal y social Efraín Díaz y el médico Fabio Buvoli.

Ballestero manifiesta que es él y el comité de ética, que no existe, quien debe determinar la “idoneidad” de los candidatos del Pacto Histórico, contrariando las orientaciones del comité político nacional, del cual el no hace parte.

Efectivamente para la selección de candidatos a la Cámara de representantes el Comité político y electoral nacional del Pacto histórico habilitó una plataforma virtual abierta, amplia, democrática y pluralista, donde cualquier ciudadano identificado con el programa político propuesto por Gustavo Petro podía inscribirse.

Es este comité el competente y el encargado de estudiar las hojas de vida y la trayectoria política de los candidatos postulados y de esta forma avalar sus candidaturas.

La selección de candidatos del pacto histórico es una decisión centralizada de la dirigencia nacional de los partidos políticos que conforman el Pacto Histórico y no una decisión de las organizaciones territoriales y mucho menos de la organización política que dice representar Luis Ballestero.

El auto postulado líder de la Colombia Humana en Córdoba, quien pretende erigirse como “adalid de la moralidad política” del Pacto Histórico hoy se encuentra enfrentado con un amplio sector de los movimientos políticos que conforman el pacto histórico, haciéndose evidente una grave crisis organizacional de la colectividad Petrista en el departamento.

Tal parece que el actuar de “el man de la correa” evidencia un trauma psicológico de trascendencia social y colectiva, pues miembros del Pacto Histórico han hecho en su contra denuncias públicas sobre una actitud hostil y falta de liderazgo y conocimiento político dentro de la conformación del Pacto Propuesto por el Precandidato presidencial Gustavo Petro.

Es de tal magnitud el conflicto que ha creado el “Man de la Correa” en el Pacto Histórico que es él quien habla de la creación de dos bloques, uno que estaría encabezado por él como miembro de la CH-UP y el grupo político MAIS, y el otro, por las demás agrupaciones que se muestran en desacuerdo con su accionar, conflicto que ha sobrepasado a la organización interna y se ha trasladado a las redes sociales.

error: Content is protected !!