Contraloría reveló que IPS cobraron más de medio billón de pesos por accidentes fantasmas

Este lunes, la Contraloría General de la República informó que más de medio billón de pesos fueron girados desde la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud, ADRES, hacia varias IPS del país por accidentes ‘fantasmas’.

De acuerdo con las pesquisas adelantadas por la Dirección de Información Análisis y Reacción Inmediata, DIARI, de la Contraloría, el 44% de los giros fueron realizados solo a ocho IPS que representan el 1% del total de prestadores que hicieron cobros entre el 2018 y 2021.

Dichas IPS, que concentran el 30% de las atenciones realizadas, están ubicadas en los departamentos de Valle, Atlántico, Córdoba, Magdalena y Cesar y la suma de los recursos aprobados por la ADRES es de más de 239 mil millones de pesos.

Asimismo, se conoció que dentro de los casos hay uno de un paciente en Cali que, en dos años, se accidentó 20 veces y en ningún caso hubo una póliza SOAT que cubriera las atenciones médicas.

La Contraloría también reveló que está el cobro de más de 25 mil millones de pesos por tratamientos que autorizaron solo dos médicos ortopedistas y 15 personas que fallecieron antes de sufrir un supuesto accidente cuyas atenciones fueron cobradas al sistema de salud colombiano.

La DIARI hizo seguimiento a los accidentes en los que las IPS afirmaron que no existía un SOAT o que no se pudo identificar el vehículo involucrado (motos o carros ‘fantasma’ o que se dan a la fuga).

Estos sucesos de carácter vial son asumidos por la cuenta ECAT de la ADRES, un fondo que asegura las condiciones de cobertura, reconocimiento y pago de los servicios de salud, indemnizaciones y gastos derivados de accidentes de tránsito.

Fueron 2.384.559 los accidentes analizados por la entidad y de los que estimó que el 13% (314.074 eventos) fueron respaldados por el Estado.

De igual forma, la DIARI también identificó 15 personas fallecidas que aparecieron dentro de los cobros con una alerta específica: murieron antes de la fecha en la que supuestamente se accidentaron en los departamentos de Magdalena, Bolívar, Atlántico, Valle del Cauca, Santander y Chocó. Los valores aprobados por la ADRES a estas IPS suman más de 129 millones de pesos.

“No tiene sentido que una persona, supuestamente fallecida, sea víctima de un accidente de tránsito”, dijo la Contraloría. La DIARI alertó los valores aprobados por estos eventos y el número de fallecidos realmente verificados contra los certificados de defunción suministrados por la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Así mismo, manifestó, existen personas accidentadas a las cuales se les pagó su atención y cuya identidad fue suplantada, puesto que los datos de nombre y cédula no coinciden de acuerdo con los cruces que hizo la DIARI con las bases de la Registraduría Nacional.

error: Content is protected !!