Cancillería abrió indagación preliminar contra la embajadora de Colombia en la ONU

Desde el entorno del Gobierno Nacional confirmaron que la Oficina de Control Interno de la Cancillería abrió indagación preliminar contra la embajadora de Colombia en la sede la ONU en Ginebra, Adriana del Rosario Mendoza, tras las denuncias de Cuestión Pública por el presunto uso de gastos de representación para compras personales.

De acuerdo con el portal, en diciembre de 2019 la embajadora invitó a compañeros de trabajo a un almuerzo de cumpleaños y legalizó la factura como si fuera un almuerzo de negocios en el marco de la XXXIII conferencia de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

“Para que ese dinero le fuera devuelto con recursos públicos, la embajadora lo incluyó como un gasto ligado a su labor”, señala la investigación y agrega que la diplomática invitó varias veces a almorzar al entonces canciller Carlos Holmes Trujillo por más de 2’000.000 de pesos colombianos, lo que legalizó como almuerzos de trabajo.

Asimismo, Cuestión Pública reportó que el 20 de noviembre de 2018 la embajadora le envió una solicitud presupuestal al secretario de la Cancillería, Carlos Rodríguez, para comprar unos muebles para su residencia.

“Esta vez se trató de dos sofás, tapizado nuevo y cortinas para el juego de comedor y sala para «tener mejor privacidad», según consta en el memorando. La solicitud fue de 20.775 francos suizos, unos $72 millones al cambio de ese día”, dice la denuncia y que habría comprado una plancha de ropa para uso personal, por $ 1’864.385.

Finalmente, se denunció que la embajadora adquirió un carro de uso personal, una camioneta BMW X3 Drive, a nombre de la Misión Permanente de Colombia en Ginebra para ahorrarse dinero.

error: Content is protected !!