Funtierra en líos con la justicia

De acuerdo con un informe publicado hoy 15 de mayo en el diario El Tiempo, siete meses después de que la Contraloria detectó un presunto caso de corrupción en Córdoba, asociado a terapias de neurodesarrollo para niños con déficit en capacidades cognitivas, el organismo le abrió un proceso de responsabilidad fiscal al exgobernador Alejandro Lyons Muskus quien, de ser hallado culpable, tendrá que responder por 1.345 millones de pesos.

 Este proceso –que se suma a otros hechos de corrupción en el departamento y por los que a Lyons la Fiscalía le imputará cargos penales por 20 delitos–, tiene que ver con terapias que la Gobernación pagó a pesar de que se hicieron de manera incompleta para más de 290 niños.
Afirma el diario  que en el proceso fiscal que abrió la Contraloría están llamados a responder como presuntos responsables del detrimento el exgobernador, el exsecretario de Salud Edwin de Jesús Preciado Lorduy, el auditor médico Juan David Náder Chejne y Tania Otero, la representante legal de la IPS Funtierra Rehabilitación IPS (una de las que más recibió dineros por estas terapias).

De acuerdo con la publicación el expediente documentó que Funtierra recibió de la Gobernación más de 6.252 millones de pesos en el 2015 por servicios prestados derivados de fallos de tutela que ordenaban a la Secretaría de Salud autorizar tratamientos para niños como terapias físicas, ocupacionales, fonoaudiológicas, de integración sensomotriz y terapias miofuncionales.

Las resoluciones con las que se le pagó a Funtierra están soportadas con facturas que esa IPS aportó por cada paciente. Sin embargo, la Contraloría dice que no ha encontrado ningún documento con el que la Gobernación dejara claro qué estudio económico o qué valores unitarios se tuvieron en cuenta para que se pagaran las terapias, ni tampoco soportes sobre la relación contractual entre IPS y la Gobernación.

La investigación determinó que para los meses de mayo, junio, julio, agosto y septiembre del 2015 “resulta evidente” que en algunos casos no se completó el tratamiento que había recomendado el neurólogo o se hicieron menos terapias de las acordadas. Sin embargo, la Gobernación hizo el pago completo por todo el tratamiento.

La administración departamental justificó el pago por estas terapias, a pesar de que no se completaran todas las sesiones, en un documento en el que se aclara que entre esos meses el paquete de terapias se pagará a 2’250.000 de pesos que incluye de 50 a 100 sesiones. Esto deja claro para el órgano de control fiscal que la Secretaría de Salud aceptó pagar por un valor indeterminado de terapias, cuando lo que se debía hacer, según la investigación, era definir el valor unitario de cada terapia.

La Contraloría también critica que ese documento donde se fijó el precio no tiene la calidad de estudio previo, ni de propuesta o contrato, ya que no cumple con las normas de contratación administrativa. El contralor Edgardo Maya le informó a la Fiscalía y a la Procuraduría sobre la apertura de este proceso fiscal para que, en el marco de sus competencias, investiguen los hechos.

Aunque aún no se ha iniciado un proceso de responsabilidad fiscal, la Contraloría también investiga otras presuntas irregularidades detectadas en una auditoría sobre pagos a otras IPS por terapias, que se dieron a pesar de que parte de esos costos los tenían que asumir las EPS y no la Gobernación, por ser servicios incluidos en el Plan Obligatorio de Salud (POS).

El ente investiga en total los giros de más de 10.000 millones de pesos a varias entidades de Córdoba por las terapias de neurodesarrollo. En las auditorías mencionan a Crecer y Sonreír Unidad Integral de Rehabilitación S.A.S., Unidad Integral de Terapias de la Costa IPS y a Girasoles Centro Integral de Terapias y Servicios de Salud.

El exgobernador tiene pendiente una imputación de cargos en el Tribunal Superior de Bogotá por presuntas irregularidades en el manejo del sistema general de regalías del Fondo de Innovación, Ciencia y Tecnología del departamento. Según la investigación de la Fiscalía se habría registrado una malversación de recursos por 10.000 millones de pesos que habrían sido entregados a fundaciones sin ánimo de lucro.

Por su parte la IPS através de un comunicado  de prensa  informó que.

1.- Funtierra IPS no le han abierto proceso fiscal.
2.- Se abrió un auto de apertura por pagos a tratamientos.
3.- A la Contraloria se le respondió por de las equivocaciones que están cometiendo los auditores en manifestar que Funtierra cobro tratamientos Pos.
4.- La Fiscalia y la Procuraduria tienen conocimiento de la contestación que hizo Funtierra sobre los equivocados hallazgos y el error que están cometiendo los auditores . La Procuraduria dio validez del acta en el año 2016.
5.- Las EPS negaron un servicio no Pos.
6.- La Secretaria pacto un valor capitado.
7.- Se cumplió el valor pactad.
8.- La Contraloria no es organismo de control que tenga facultades para colocar precios a los tratamientos de las IPS.
Hoy 15 de Mayo del 2017, Rehabilitacion Funtierra IPS envía respuesta sobre los falsos hallazgos e invocación de normas derrotadas a la Contraloria y Fiscalia.

Deja una respuesta

error: Content is protected !!