Ante rechazo de construcción de puerto de cargue de carbón en la Bahía de Cispatá CVS evaluará observaciones

Ante los repetitivos rechazos por parte de ambientalistas y la comunidad en general por  la inminente construcción de un puerto de cargue de carbón en la bahía de Cispatá, cuya licencia fue otorgada por la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge –CVS, ésta dio a conocer que  reconociendo  la importancia de los aportes de  los Ambientalistas y las Comunidades del departamento de Córdoba en defensa de los recursos naturales de la región, la  Corporación analizará y evaluará todas las observaciones realizadas.

Afirmó que en aras de salvaguardar el interés supremo de las comunidades, que han manifestado la falta de socialización de este proyecto por parte de la empresa Graneles del Golfo,  procederá a verificar esta solicitud de la cual realizará un pronunciamiento posterior.

«Hemos solicitado a la Agencia Nacional de Infraestructura ANI la concesión portuaria requerida para complementar la legalización de la actividad, sin lo cual no podrá iniciarse la ejecución de la etapa de construcción», afirma la CVS en un comunicado.

El informe aclara que la Licencia otorgada a Graneles del Golfo, obedece a un terminal portuario multipropósito para almacenamiento, cargue y descargue principalmente de graneles sólidos, líquidos y minerales como bauxita, yeso y carbón, con una capacidad estimada de 1.480.000 toneladas por año.

Afirma que la actividad portuaria prevista se realizará utilizando tecnología de punta en los procesos de almacenamiento, cargue y descargue sobre pasarela provista con banda encapsulada y brazo telescópico a 500 metros mar adentro.

Indica además que el proceso de licencia ambiental el patente presentó a esta Corporación Estudio de Impacto Ambiental formulado por la empresa Araujo- Ibarra Consultores en Asuntos Internacionales, el cual contiene: Descripción detallada del proyecto, tipo de carga y volúmenes a transportar, vida útil del proyecto, obras civiles en área marina, terrestre y de apoyo.

Afirma que se tuvo en cuenta la afectación directa e indirecta del proyecto en los aspectos  fisicobióticos, ecosistemas terrestres, ecosistemas acuáticos, fauna y flora, medio socioeconómico y una zonificación ambiental, identifica y valora los impactos que podría generar el proyecto en sus diferentes fases y establece el plan de manejo ambiental con medidas de mitigación, control y compensación de los impactos generados en las diferentes etapas del proyecto.

Dentro del Plan de Manejo para la actividad portuaria, la CAR-CVS aprobó 38 fichas de manejo ambiental para los componentes bióticos, abióticos, sociales y programas de seguimiento y monitoreo. Adicionalmente la Corporación impuso a Graneles del Golfo, 87 obligaciones para garantizar la protección y conservación de los ecosistemas de manglar, marinos, terrestres, recurso hídrico, pesquero, fauna y flora de esta importante región.

 

Deja una respuesta

error: Content is protected !!