Nuevos liderazgos si se quiere tener opción de poder

Por: Henry Manuel Álvarez Mora

La ilusión modernista y la buena distribución del capital público con el ejercicio de la buena gobernanza plantea un debate fundamentado en la realidad de nuestros pueblos, para el caso de Santa Cruz de Lorica es necesaria la discusión en esta época cuando ya se vislumbran las primeras apariciones de pre-candidatos, temas de peso como, desarrollo económico local, productividad de nuestras zonas rurales, lucha contra cambio climático, saneamiento básico alcantarillado, basuras, agua potable, participación de los jóvenes, niños y niñas, movimiento LEGTBQ+, para trabajar de manera conjunta con las redes organizativas y lograr la construcción de espacios de participación ciudadana y proyección social que aprueben los primeros pasos de restitución histórica y la modernidad Municipal que hasta ahora ninguno de los movimientos políticos tradicionales  han podido asumir.

Por lo tanto, los nuevos liderazgos deben asumir estos retos con el precedente de que impulsando el municipio por las sendas del desarrollo, se convierte en la mejor estrategia lógica de buena gobernanza.

La realidad de la capital del bajo Sinú es incierta, temas urgentes como la mitigación de riesgos por inundación incluyendo tanto zonas urbanas como rurales, así como proyectos que garanticen la buena inversión y humanización de la  planificación son necesarios; los programas de gobiernos locales deben generar soluciones innovadoras que incluyan la participación en red de todos los actores.

Los nuevos liderazgos deben mirarse con buenos ojos y con carácter urgente, puesto que los viejos modelos políticos que marcaron la tradición electoral de Santa Cruz de Lorica desde 1988 han sido impuestos de manera alternada con la mano mecánica del clientelismo. Ya se observan las primeras alianzas, pero ninguna que cuente con la participación adecuada de la ciudadanía, esto en aras de garantizar la construcción democrática y el cambio de paradigmas que se alejan de los objetivos comunes que hoy propone el gobierno de Gustavo Petro, pero si más cerca de los intereses individuales, para generar riquezas.

La ciudadanía debe tomar partida aplicando el principio de  corresponsabilidad política y ética actuando como agentes de cambio que establezcan las bases de la participación ciudadana al momento de depositar su voto, para identificar los candidatos que tengan carecimiento de políticas con objetivos populares, sistemas viales de rápida movilización urbana y rural, mejorar las condiciones educativas, tanto de alumnos como docentes, salud, y garantías para  con la gobernabilidad y ante todo que generen confianza con buena inversión, para el desarrollo fundamental del municipio.

Oportuno momento dado el debate sobre el cual se está hablando en el plano nacional para atender las necesidades de los pueblos y su cultura popular.

error: Content is protected !!