Corresponsabilidad y lo público

Por: Henry Manuel Álvarez Mora

¿Sabe usted en que se invierte el dinero de los asuntos públicos? Partiremos del hecho significativo que hoy la ciudadanía de Santa Cruz de Lorica debería asumir un compromiso activo y responsable cuando se habla de los asuntos que configuran las esferas del poder público, con el objeto de tratar de ocupar más participación en el cumplimiento de las políticas cuando se aplica y habla de bienestar general.

A propósito del cumplimiento de los 23 años del asesinato de Jaime Garzón el pasado 13 de agosto, cuando yo solo cumplía 9 años, me recuerda esta frase que en algún momento de mi vida le escuché cuando solía ver sus intervenciones: “el bienestar general es un compromiso de todos (…) Todo lo que se hace debe estar encaminado al colectivo”.

Todo esto, para lograr los primeros acercamientos entre poder local y ciudadanos loriqueros a los espacios de discusión en la toma de decisiones, con miras a fomentar nuevas formas de hacer una adecuada práctica política, el bastimento democrático del poder y sus gentes, en la manera cómo nos miramos y como nos reconocemos, cada uno tiene un valor absoluto, como sujeto de corresponsabilidad política y ética en los asuntos públicos, para que de cierto modo con un análisis crítico y propositivo tengamos la oportunidad de ocupar espacios de participación.

La corresponsabilidad ciudadana lleva implícita el compromiso de ampliar la acción, pues no podemos dejar que nos arrastren como corderos al matadero sin aún siquiera presentar un grado de resistencia en las formas de concebir el presente y el futuro. Pero solemos precisar que estos temas no son de nuestro compromiso, acaso nos hemos sentado a reflexionar el ¿Por qué estamos así?

La ciudadanía debe estar más activa y ser prospectiva, es la condición primaria cuando de los asuntos públicos se trata sin inhibiciones asumiendo el compromiso moral de defender como hacían los griegos en el ágora el bienestar. Aún así, creo que si rompemos con la dependencia política tradicional del municipio, es posible que hagamos una importante transición hacia una política de bienestar colectiva.

Manuel Zapata Olivilla decía: «la crítica es un compromiso nacional».

error: Content is protected !!