Congresistas se quedaron sin camionetas oficiales

En las últimas horas, el presidente de la Cámara de Representantes, David Racero, anunció que los vehículos asignados a los congresistas les serán retirados.

“Desde hoy ningún funcionario de la Cámara de Representantes tendrá un vehículo asignado pagado por esta corporación”, indicó Racero a través de redes sociales.

Además enfatizó en que la medida cobijará a todos los funcionarios de la Cámara, desde “presidencia, vicepresidencia, secretarías constitucionales, secretaría general y otras entidades”, quienes “tendrán que devolver los vehículos que se les habían designado”.

También aseguró “por tiempo indefinido, la Cámara de Representantes no volverá a comprar ningún vehículo en particular”.

Entre otras cosas, con esta iniciativa se ahorrarán unos “1.000 millones de pesos al año en materia de mantenimiento y servicios”, Esto sin sumar la compra de cada nuevo vehículo ronda los 450 millones de pesos.

“El Estado puede ahorrar miles de millones, si entendemos que los servidores públicos no necesitamos de grandes privilegios para hacer bien nuestro trabajo”, concluyó.

error: Content is protected !!