Venezolano mató a su expareja con un cuchillo en San Onofre y la comunidad lo linchó hasta morir

Un hombre, que minutos antes habría asesinado a su pareja sentimental al causarle una herida en el cuello con un arma blanca, también perdió la vida, pero por medio de un linchamiento propinado por parte de la comunidad del municipio de San Onofre, Sucre.

El aberrante caso ocurrió poco antes de las 10:00 de la mañana de este jueves 8 de diciembre, cuando el hombre llegó a la casa de su compañera sentimental, a un costado de la Transversal del Caribe en la entrada al municipio de la población, y la ubicó en la cocina donde ella, María Eugenia Romero Campo, desgranaba un maíz para hacer los buñuelos que solía vender su mamá. Allí la atacó con arma blanca y le causó la muerte de manera inmediata.

El implicado huyó por el patio de esa casa y en un predio cercano se autolesionó cortándose las venas de los brazos. Mal herido lo llevaron al Hospital local donde lo remitieron a la ciudad de Sincelejo en una ambulancia.

Metros más delante de donde este perpetró el crimen, la comunidad se tomó la importante vía para impedir el paso de la ambulancia. Las unidades de la Policía de este municipio y de otros cercanos que llegaron en refuerzo, además de la Infantería de Marina, no lograron controlar el proceder de la turba enardecida que obligó al conductor de la ambulancia y sus demás ocupantes, excepto el presunto homicida, a descender de ella porque le causaron unos destrozos y hasta le prendieron fuego, logrando antes sacar al herido y matarlo a punta de golpes con toda clase de objetos.

El alcalde de San Onofre, Jesús Julio Terán, lamentó lo que él denominó “horrible hecho acontecido en el día de hoy en nuestro hermoso municipio donde la joven María Eugenia Romero Campo perdió la vida en manos de su pareja. Tenemos que decir ni una más, nuestras mujeres se respetan, nuestras mujeres no se maltratan, no se asesinan. Los hombres no pueden seguir optando por el camino de la violencia. A la salud mental debemos seguirle apostando y fortaleciendo en cada proceso”.

Pidió a todos encomendar a Dios los sentimientos y pensamientos para que traiga paz a los corazones.

Finalmente expresó sus condolencias a la familia de María Eugenia, madre de tres hijos, el tiempo que hizo un llamado a la ciudadanía para que no altere el orden público y deje en manos de las autoridades competentes este tipo de hechos que son rechazables de objetos.

error: Content is protected !!