Gerente y contratista de la ESE San Nicolás de Planeta Rica en líos con la Fiscalía

Ante la Fiscalía General de la Nación habrían sido denunciados Lina Romero Benítez y Domingo Castro Navarro, gerente y contratista de la ESE Hospital San Nicolás de Planeta Rica, respectivamente, por el presunto delito de Contrato sin Cumplimiento de Requisitos Legales, tipificado en hechos registrados el mes de febrero el año 2020.

Según la denuncia, Romero Benítez en calidad de representante legal del centro asistencial, celebró cuatro órdenes de prestación de servicios, la primera de ellas con fecha 03 de marzo; la siguiente el 02 de abril, posteriormente el 01 de julio y el 01 de septiembre, todas correspondientes al año 2020 y con la misma persona, Domingo David Castro Navarro, cuyos objetos fueron “prestación de servicios de apoyo a la gestión para la creación y publicación de contenidos en redes sociales y manejo de medios audiovisuales de la E.S.E. hospital San Nicolás de Planeta Rica”.

Asimismo, se señala en la acción penal que, de acuerdo con el proceso contractual, cada una de las cuatro órdenes de prestación de servicio otorgadas por la E.S.E. San Nicolás a, Castro Navarro, con vigencia de dos meses; tiene un valor de dos millones ochocientos mil pesos ($2’800.000), para un total once millones doscientos mil pesos ($11’200.000).

De otro lado, manifiesta que en los estudios previos que debe realizar la entidad contratante y de la documentación aportada por el contratista, se infiere que no cumple con el requisito de experiencia de un (1) año para poder efectuar las actividades contractuales que debía cumplir, lo que quiere decir que no cumple con la experiencia de un año en “conocimiento en sistema e informática”.

El contenido de la denuncia penal destaca que la gerente de la E.S.E. hospital San Nicolás, de Planeta Rica, “obvió el deber legal de realizar y/o contar previamente con el Análisis del Sector, que le permitiera establecer la perspectiva legal, comercial, financiera, organizacional, técnica y de análisis de riesgo, que justificara el por qué se contrataba una persona natural y/o jurídica, por qué se establecía ese valor o precio del contrato, teniendo en cuenta el mercado de servicios profesionales y/o técnicos o tecnológicos en el municipio de Planeta Rica, Córdoba y en los municipios a sus alrededores, teniendo en cuenta el objeto del Proceso de Contratación, las condiciones del servicio y las ventajas que representa para la Entidad Estatal, contratar el servicio con el contratista, para sustentar su decisión de hacer una contratación desde el punto de vista de la eficiencia, eficacia y economía”.

También, el documento de la denuncia sostiene que, además, de presuntamente tipificar el delito de celebración de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, refuerza también la tesis que a su vez dicha contratación, habría sido una maniobra amañada, sesgada, fraudulenta, ilícita e ilegal, para beneficiar y contratar a Domingo David Castro Navarro, como efectivamente sucedió y alertó además que la gerente Lina Romero Benítez y el contratista, al parecer, incurrieron en fraccionamiento de contrato, al realizar las ordenes de prestación de servicios que tienen el mismo objeto y las mismas actividades a realizar.

Según la denuncia, el objeto de cada una de las órdenes de prestación de servicio fue “CLAUSULA PRIMERA: OBJETO: PRESTACIÓN DE SERVICIOS DE APOYO A LA GESTIÓN PARA LA CREACIÓN Y PUBLICACIÓN DE CONTENIDOS EN REDES SOCIALES Y MANEJO DE MEDIOS AUDIOVISUALES DE LA E.S.E HOSPITAL SAN NICOLÁS DE PLANETA RICA”.

Se conoció que, el proceso investigativo del citado caso se adelanta en el Despacho 37 de la Unidad Seccional de Delitos contra la Administración Pública de la ciudad de Montería, de la dirección seccional del departamento de Córdoba; donde los implicados deberán fundamentar su actuación en el detallado informe y en las pruebas aportadas.

Así las cosas, la anterior denuncia se suma a una serie de presuntas irregularidades administrativas que se presentan en la E.S.E. hospital San Nicolás de Planeta Rica, por las que se han presentado denuncias panales, así como demandas fiscales y disciplinarias, de las cuales se está a la espera de los respectivos resultados.