Foto: Win Sports

Con o sin VAR el arbitraje en el fútbol colombiano es una vergüenza, las polémicas no paran

Las polémicas por las decisiones arbitrales y la mala implementación del Video Arbitraje (VAR) en el Fútbol Profesional Colombiano siguen tomando fuerza fecha tras fecha de la Liga BetPlay I-2021.

A la fecha, en el rentado local se han presentado y denunciado post partidos, un sinnúmero de jugadas polémicas en las que los jueces con la asistencia del VAR han señalado: fueras de lugar y penales inexistentes; perdonado tarjetas tanto amarillas como rojas por juego brusco, entre otras, que de una u otra forma han perjudicado o beneficiado a algunos clubes.

La jornada 16 que arrancó ayer y en la que se han disputado solo dos encuentros (Tolima vs Nacional y Jaguares vs Junior), las inconformidades con relación a las malas determinaciones arbitrales no han sido la excepción.

Para el caso específico del encuentro entre ‘pijaos’ y ‘verdolagas’ se presentaron dos jugadas (una para cada equipo) de juego brusco o entrada con fuerza desmedida en las que el juez central Carlos Betancur y el VAR dejaron pasar por alto, siendo peligrosas y castigables con tarjeta roja, según conocedores del tema.

Así las cosas, los protagonistas de las jugadas en mención: Michael Chacón, de Atlético Nacional, y John Narváez, del Deportes Tolima, terminaron jugando el encuentro en el Manuel Murillo Toro, de gratis.

Mientras que el en compromiso entre Jaguares y Junior, celebrado en Montería y sin asistencia del VAR, el fallo estuvo en un fuera de lugar inexistente en una anotación que hizo el experimentado delantero tiburón, Teófilo Gutiérrez.

Para el asistente número uno, Elkin Echavarría, el ‘29’ del onceno rojiblanco partió en fuera de juego antes de marcar ante el golero José Luis Chunga, sin embargo, en las imágenes presentadas post juego se evidenció que estaba completamente habilitado, lo que dejó inconformes a los aficionados, jugadores y cuerpo técnico del cuadro rojiblanco, pues había sido una linda anotación.

Así las cosas, las denuncias e inconformismos por las malas decisiones arbitrales siguen siendo el pan de cada día en el fútbol colombiano, algo que ya está empezando a cansar a todos los protagonistas y que de paso le quita vistosidad al deporte rey.