Varios diputados de Córdoba se sienten ‘húmedos’ por proceso de nulidad electoral

El proceso de nulidad electoral en contra de todos los miembros de la Asamblea de Córdoba instaurado por Yemerson Velásquez Díaz, excandidato a dicha corporación en los comicios electorales de 2019, tiene asustado a varios de los diputados tras conocerse que el Consejo de Estado será el que lo definirá.

Esto se confirmó, luego de que el Tribunal Administrativo de Córdoba rechazara la petición de Velásquez Díaz en la que solicitaba que no se tuviera en cuenta el recurso de apelación pedido por el diputado Carlos Burgos González, luego de que la Corporación le negara las excepciones de caducidad de tiempo en el proceso.

Burgos González en sus argumentos dijo que la demanda electoral interpuesta el excanditado la había presentado de manera extemporánea, razón por la cual le negado por el Tribunal el pasado 17 de septiembre.

Ante dicha situación el actual diputado por el Partido de la U procedió a presentar un recurso de apelación y aunque la defensa del demandante solicitó rechazarla, los magistrados le negaron la petición.

La defensa del asambleísta Burgos González manifestó que la tesis que manejan es que Yermeson Velásquez presentó la demanda electoral el 15 de enero pasado, extemporánea dentro de los términos otorgados por la ley, teniendo en cuenta que estos se vencían dos días antes, es decir el 13 del mismo mes.

Como se sabrá, Velásquez Díaz aspiró a la Asamblea por el Partido de la U y mantiene una dura batalla jurídica con los integrantes de esa lista que fueron elegidos entre los que se encuentra el diputado Carlos Burgos, quien también ha puesto en vilo la curul de Jaime Bello Díaz.

El demandante, en reiteradas oportunidades, ha manifestado que se presentaron irregularidades en las votaciones en al menos 20 municipios del departamento entre ellos: Montería, Cereté, Ayapel, Canalete, Lorica y San Pelayo, lo que lo habría perjudicado en al menos 780 votos, cuando la diferencia con Bello Díaz es de 198 votos y con Burgos González es de 424.

Así las cosas, el tedioso proceso por una curul en la Duma de Córdoba que tiene ‘húmedos’ a varios diputados se va para el Consejo de Estado, que en un lapso de seis días, aproximadamente, podrá definir si se presentaron o no irregularidades en los comicios electorales locales de 2919 y se ordena un nuevo escrutinio.

error: Content is protected !!