La polémica que desató el levantamiento a la veda parcial del caimán de aguja

La polémica que desató el levantamiento a la veda parcial del caimán de aguja

Toda una polémica ha suscitado la decisión del Gobierno Nacional relacionada con levantamiento parcial de veda para el comercio del caimán aguja o caretabla (Crocodylus acutus), en el Distrito de Manejo Integrado (DMI) de los manglares de la bahía de Cispatá, Tinajoes, La Balsa y sectores aledaños, en el departamento de Córdoba.

De acuerdo con la CVS, los pobladores de la bahía de Cispatá han contribuido y recuperado el equilibrio de la especie. Betsabé, caimanero de la zona explicó que hace muchos años el caimán aguja estuvo a punto de extinguirse a causa de la casa indiscriminada y la poco o nula educación ambiental que tenían los lugareños, no obstante gracias a la intervención de la CVS y a su labor para la conservación de este reptil, se pudo lograr un equilibrio que hoy permite un aprovechamiento sostenible del mismo.

Betsabé, caimanero de la Bahía de Cispatá

Por su parte, el Instituto Humboldt, indicó que «el levantamiento parcial de la veda a la población de caimán aguja será exclusivo y restringido a sus huevos y dentro del Distrito de Manejo Integrado de la bahía de Cispatá. La cosecha se permitirá únicamente a los grupos de comunidades locales de la zona, autorizados por la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS) y en el Plan de Manejo Específico, y quedará restringida a particulares o entidades».

En tal sentido, La resolución expedida por parte del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible permite a las comunidades locales recolectar algunos huevos de la especie para criarlos, un porcentaje de los mismos será liberado mientras que la otra parte será para uso sostenible. Cabe resaltar que esto solo se podrá hacer entre enero y abril en zonas georreferenciadas y con previa autorización. 

 El Ministerio de Ambiente explicó que “uno de los mecanismos aprobados por los tratados internacionales para conservar las especies amenazadas, es el establecimiento de medios de subsistencia y de participación de las comunidades locales rurales, a través del aprovechamiento sostenible de las especies que habitan el mismo territorio, con el desarrollo de proyectos que buscan el repoblamiento de las especies silvestres mientras se aprovechan de manera sostenible, similar a los cultivos de peces”

Por último, el director de la CVS, Fernando Tirado aseguró que la entidad será siendo garante de la conservación del caimán aguja.

 

http://www.lalenguacaribe.co/cvs-continuara-siendo-garante-de-la-conservacion-de-caiman-aguja/