Habitantes de La Castellana exigen a las autoridades detener instalación de antena de telecomunicaciones en el sector

Habitantes de La Castellana exigen a las autoridades detener instalación de antena de telecomunicaciones en el sector

Los habitantes de las calles 52 y 53 con 12 y sectores aledaños del barrio La Castellana de Montería, se encuentran decepcionados del gobierno municipal y la Policía, debido a que no han dado reportes ni se han pronunciado con relación a la instalación de una antena de telefonía celular de la empresa Golden para una de los operadores de líneas telefónicas.

Para la comunidad llama la atención, que dicha antena fue instalada en el patio una vivienda desocupada que al parecer es propiedad de una persona conocida y con gran influencia en la sociedad monteriana.

Esta instalación comenzó en  noviembre del año pasado, pero gracias a la acción rápida de los vecinos que en ese momento contaron con el apoyo del cuadrante de la Policía, lograron parar la obra y los obreros retiraron del sitio su maquinaria.

Sin embargo, la detención fue temporal, pues esta semana los constructores encargados de levantar la antena regresaron con permiso, y lo peor con el acompañamiento de la policía para que los respalden.

Para los vecinos del sector, la situación es grave pues estos trabajos se realizan en una zona netamente residencial y la mayoría de viviendas son habitadas.

Ante la problemática, la comunidad asegura que emprenderá las acciones necesarias para detener esta obra que se convierte en una amenaza para la salud de ellos y en especial de los niños que viven alrededor y que sin lugar a dudas desvaloriza sus viviendas.

La instalación de este tipo de antenas está prohibida en zonas residenciales. Además no fue socializada con la comunidad, no cumplen con horarios de trabajos civiles pues los trabajos continúan incluso los fines de semana causando malestar entre los vecinos, además de generar caos en sectores aledaños.

Por lo anterior, los afectados le hacen un llamado a la administración municipal, personería y demás entes de control para que intervengan lo más pronto y no permiten que estos trabajos sigan.