Connect with us

Opinión

Extractos de una sentencia sospechosa

Por Alí Bantú  Ashanti

(Dirigido a las comunidades afrodescendientes #Tutela #NoALaDiscriminacionRacial #SiAlDebidoProceso)

Retrata el momento histórico que afrontan muchos afrodescendientes ante la justicia del país. La tutela gira al
relacionamiento desigual que aplica la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (Corte Suprema Justicia) cuando se juzga un afrodescendiente y un blanco en Colombia.
La historia inicia con un par de congresistas, uno blanco y otro negro, que enfrentan cada uno un proceso penal ante la Corte Suprema de Justicia.
*Trayectoria .
Ambos ex congresistas, ambos exalcaldes de sus municipios de origen, Ramos de la ciudad de Medellín (mayoría blanca) y Martin Emilio Morales Diz del pueblo de San Antero (mayoría negra).
*Ejercicio de defensa de Ramos y Morales.
Ambos ex congresistas comparecen declarándose inocentes ante la Corte Suprema de Justicia y tachan de falsos los testimonios vertidos por los denunciantes en los respectivos procesos penales. Y también ambos ex congresistas acuden ante la Fiscalía a contradenunciar a los denunciantes por falso testimonio (incluso el ex congresista afro denuncia una extorsión que termina en condena para el denunciante de cargo).
*Ordenamiento Jurídico Colombiano.
Obliga a todos los operadores judiciales de la Rama Penal, a garantizar sin distingo de raza todos los derechos
fundamentales durante un proceso penal (debido proceso, presunción de inocencia…) de acuerdo con el articulo 6 de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial.
El 18 de enero empezó a regir el Acto Legislativo 1 de 2018 que ampara que todos los aforados (congresistas,
gobernadores…) del país tengan la doble instancia en materia penal en razón de los principios de dignidad e igualdad que cobijan a todos los seres humanos.
*Intervención de la Corte Suprema de Justicia .
Bajo la regencia de la sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, ambos congresistas terminaron la etapa de juicio con sus alegatos en el 2017. Ramos a principio de ese año el 7 marzo y Morales a final del mismo año el 31 de noviembre.
Y ambos ex congresistas compartieron el mismo magistrado ponente durante toda la etapa de juzgamiento.
Y para más señas en ambos casos el magistrado ponente se pronunció sobre la ilegalidad de dictar sentencia de única instancia por vulnerar derechos fundamentales a los dos ex congresistas en el mes de abril de 2018. Resaltó en ese entonces el Magistrado Ponente que el Acto Legislativo 1 de 2018 así lo preveía.
A pesar de la acreditada igualdad procesal en que se encontraban ambos ex congresistas, se produce un trato desigual y discriminatorio, el 31 de mayo del presente año la sala penal decide fulminar al ex congresista de ascendencia afro a través de una sentencia de única instancia (sentencia sospechosa), sin importar que ya antes él había renunciado a pedir libertad por vencimiento de términos, cosa distinta acontece con el ex congresista Ramos (blanco) a quien el tribunal supremo colombiano resuelve salvaguardarle sus derechos inherentes a la dignidad humana con un debido proceso; no así fue la suerte del afro. La raza marco la diferencia en la cabeza de los magistrados para el trato desigual.

NOTA.
Esto corrobora las alertas emitidas por el Comité de la ONU a quien le preocupa la falta de aplicación efectiva de ley en materia de discriminación racial en Colombia.

Síguenos en redes sociales

Copyright © 2020 LA LENGUA CARIBE by JVST

Connect
error: Content is protected !!