Atacan a palos y piedras las Alcaldías de Chigorodó y Carepa

Cada vez más se recrudecen los actos de violencia y vandalismo en la zona del eje bananero en el Urabá antioqueño, pues manifestantes del municipio de Chigorodó, Antioquia, han llegado a las instalaciones de la alcaldía para atacarla con palos y piedras, destruyendo así las oficinas del establecimiento incluyendo el despacho del alcalde.

El alcalde de ese municipio, Daniel Álvarez, había dialogado con integrantes de la comunidad acerca de la problemática, no obstante, en minutos de haber finalizado la conversación jóvenes empezaron a destrozar la Administración Municipal.

Se dice que los manifestantes que estaban presente, querían que el alcalde los acompañara hasta el peaje, y luego de negarse procedieron a atacar las instalaciones.

Vidrios rotos, puertas destrozadas, gritos de desesperación, personas corriendo de un lado a otro es el panorama que se vive en esta zona, mientras que un escuadrón del Esmad hace presencia y se enfrenta con los protestantes.
Cabe resaltar que horas antes, en Carepa, Antioquia, fue atacada también la administración municipal, inclusive, intentaron arrojar fuego a la edificación, minutos después incendiaron una patrulla de la Policía en el barrio Los Pinos.

Integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, custodiarán las otras alcaldías de la zona de Urabá con el fin de evitar la misma situación.

Según fuentes externas protestantes han llegado a agredir al alcalde de Chigorodó Daniel Álvarez Sosa, al comandante de la Policía Urabá, coronel Luis Eduardo Soler y a un sacerdote de la iglesia Católica, quienes estaban mediando para evitar que continuaran los enfrentamientos en la población.

Tras los hechos sucedidos el alcalde de Chigorodó se manifestó, invitando a las ciudadanos a la mesura y a la tranquilidad, afirmó que “como alcalde del municipio de Chigorodó he llevado las solicitudes para la reubicaron de los peajes y los costos”.

Hizo énfasis en que los alcaldes dela región de Urabá actuales no son responsables de lo que está ocurriendo hoy en esta región. Además aseguró que “Chigorodó es y será un pueblo pacífico de gente buena y trabajadora que siempre está mirando por mejorar su calidad de vida”

Por último, invitó a la ciudadanía para terminar con las acciones de hecho que no hablan bien de Chigorodó y de la subregión del Urabá, “la invitación a las autoridades es a respetar los derechos humanos en relación a las personas fallecidas en extrañas circunstancias, realizar las respectivas investigaciones para esclarecer los hechos”.

Deja una respuesta