Colombia país especial, Colombia país particular, Colombia país de contradicciones

Por: Orlando Benítez Mora

Twitter: @orlandobenitezm

Cuando el gobierno que rige a un territorio se acerca a su finalización, es común observar la agudización de los problemas. No es casualidad que las fallas estructurales en la historia de Colombia: educación excluyente, salud mercantilizada, desempleo creciente, asimetrías de información, rezago del campo y del campesino, alteración del orden público, corrupción, entre otras – que son las asignaturas pendientes por resolver por la dirigencia del país-, en la coyuntura de ese periodo de mandato concluyente estimulen protestas de la ciudadanía, trabas de la clase política, criticas de los medios de comunicación, reclamos de los gremios y en general: diversos sectores alzan la voz para buscar salidas a las dificultades de siempre. En el fondo, lo que esta en “juego”, es el manejo del poder durante los próximos cuatro años, que parafraseando a Darío Echandia invita a preguntarnos: ¿el poder para qué?

Colombia es especial y al mismo tiempo particular, cuyos habitantes vivimos en medio de contradicciones. Un país que predica y pocas veces aplica, que conoce la teoría pero no la práctica, que crítica por todo pero poco propone y al que le interesa más la farándula que la política.

Ciudadanos cansados de la corrupción pero que venden el voto, indignados por los constantes escándalos, pero no los denuncian. Electores insatisfechos con sus dirigentes pero siguen apoyando a los mismos, los subestiman, pero no se motivan a postular sus nombres y otros tantos no participan.

Candidatos excelentes que se convierten en pésimos servidores públicos, gobiernos que prometen nuevas obras pero incapaces de terminar con eficiencia las que se encuentran en ejecución. Administraciones que generan más problemas que soluciones con las decisiones que toma. Mandatarios que conocen las zonas de riesgo natural que esperan que sucedan las catástrofes para actuar en vez de prevenir.

Un país en donde la empresa privada denigra del sector oficial, sin embargo sus grandes negocios los realiza con el sector público. Un país con tanta riqueza que ha resistido innumerables escándalos de corrupción, que condena más al individuo que roba comida para sobrevivir que al ladrón de cuello blanco. Un lugar donde los criminales hoy persiguen a los policías,  donde los individuos creen que el problema con las cárceles es la insuficiencia y precariedad de la infraestructura y no la abundancia de delincuentes.

Colombia es un país que clama vivir en paz, pero prefiere la violencia como medio por encima del dialogo para llegar al fin. Un territorio donde los Gay luchan porque se les permita adoptar niños de otros, pero no se atreven a tener sus propios hijos, sin que esto signifique renunciar a su condición sexual.

Un territorio  preocupado por los estragos ocasionados por el cambio climático con actuaciones personales cotidianas que no son coherentes con el cuidado del ambiente. Un país al que parece dolerle más lo que le sucede a las mascotas que a las personas. Una nación que tiende a solidarizarse más con las tragedias y muertes en el exterior sobre los hechos locales. Un país donde los peatones, ciclistas y motociclistas creen que las normas de tránsito solo son para los carros y las violan.

Un país de compatriotas que quiere opinar de todo pero que no lee, que se deja persuadir con argumentos sin fundamento porque desconoce la realidad y donde hay algunos medios de comunicación que en vez de informar, desinforman.

Es el nuestro un pueblo donde es frecuente ver más garantías para los victimarios que para las víctimas. Donde la agricultura no es rentable, pero los insumos, fertilizantes y los alimentos cada día son más costosos.

Un país donde los ricos pagan menos impuestos proporcionalmente que los pobres, donde los bancos le prestan al que demuestra que no necesita y donde no hay dinero para comer pero si para ir a fiestas.

Colombia es un país especial que a pesar de haberse equivocado en el pasado regalando espacio terrestre y marítimo a otros Estados, de haber cedido los derechos de explotación “racional” minero energético a multinacionales -donde prima rentabilidad económica sobre integralidad humana y que ha entregado el manejo de los servicios públicos a privados que privilegian utilidad sobre optimo servicio, cuenta con un enorme potencial agropecuario, con un sector minero-energético aun en crecimiento, con un sector turístico con perspectivas de crecimiento y con alta diversidad de flora y fauna, factores estos que lo hacen atractivo y por ende disputado, que reclama una articulación institucional transparente entre la empresa privada, sector público, universidades y sociedad civil para poder construir consensos, generar crecimiento y desarrollo social integral.

Se debe luchar por curar un sistema de salud enfermo donde es más importante el negocio que la cura del paciente. No podemos seguir permitiendo que derrochen los recursos de educación pues lleva de forma implícita el deseo de mantener a la sociedad en estado de ignorancia. Se debe entender que la política nacional agrícola no debe reducirse a trabajar por el café. Debe priorizarse la generación de oportunidades y bienestar para que la gente viva mejor y debe aceptarse que la corrupción no solo se da en el sector público sino también en el privado, tanto en las regiones del país como también en el centro.

Es claro que mis opiniones no serán la verdad absoluta, y seguramente algunos las compartirán y otros no. Lo que si espero lograr es incentivar los debates respetuosos pero constructivos, despertando la participación de la ciudadanía sobre la cosa pública y la cotidianidad, que muchas veces por omisión de la mayoría se permite que una minoría posiblemente equivocada gobierne y decida.

Finalmente, debe cambiarse la mentalidad donde Importa más el ¿qué pienso?, por encima del ¿qué dirán?, hoy la famosa frase de descartes se aplica al revés: existo y luego pienso, debe reestablecerse el sentido reflexivo: pensar y luego existir para poder construir una sociedad más justa.

Un comentario sobre «Colombia país especial, Colombia país particular, Colombia país de contradicciones»

  1. Felicidades mi amigo es un articulo basado en la realidad, para agregar con todo ese gran numero de problemas y nuestro país crece economicamente y alguna variables macroecomicas han mejorado como la inflación y desempleo y el índice de pobreza.
    Pero al fin esta es Colombia una tierra llena de placeres y fiestas ! Que viva nuestra tierra caranba !

Deja una respuesta

error: Content is protected !!