Connect with us

lunatica-1Por: Lunática.

Inicia diciembre y con él la sensación de que algo está por terminar, pero también la esperanza de que pronto podemos empezar de cero. O por lo menos esa es la idea.

Este es el mes para evaluar lo que hicimos bien, mal o simplemente dejamos de hacer. Es el momento para consolarnos por no lograr lo que nos propusimos a principio de año y que a propósito llevamos posponiendo hace varios. Como la dieta que empieza todos los lunes y no llega al miércoles o como el gimnasio que dejamos tirado unas cuantas veces antes de entender que no es lo de nosotros, que no nacimos para ser fitness, que es más rica una empanada que una bolsa de maní.

En el amor, resignarnos porque este año tampoco lo encontramos y aceptar que vamos a pasar la navidad y fin de año escuchando a las tías preguntando por ese novio que lleva años sin existir y hasta presionándolo a uno para que se case y tenga hijos, porque a los 23 uno ya se está quedando según ellas.

Lo cierto es que de verdad asumimos las cosas que hicimos muy mal, nos hacemos responsables de esa metida de patas que todavía no cuesta trabajo aceptar, pero también pedimos perdón y perdónanos a quienes nos dañaron para no llegar al otro año con esa mala energía. Porque la posibilidad de empezar de cero nos emociona, nos hace pensar que este año ya es pasado y ponemos todo el esfuerzo en olvidar todos esos sucesos negativos y que empañaron el 2016 y obvio le sacamos provecho a experiencias que nos marcaron y de las que seguramente aprendimos algo, por lo menos para no repetirlas en el 2017.

Lo importante es que aunque el año haya sido una &#&#*#*(Para el mundo entero) no perdemos la esperanza de que el próximo sea mejor y sea el año que marque la diferencia… En el que por fin si ahorremos, viajemos, consigamos novio, esposo, hijos, la casa, el carro… (Inserte un anhelo para el 2017) en fin, nos hacemos a la idea de que lo que viene va a ser mejor y nos mantenemos positivos hacia ese futuro incierto que nos espera.

Y aunque el fin de año sea un día como cualquier otro, nosotros lo convertimos en el final y el comienzo de algo. De lo que sea que termina o que queremos que termine. Esa tusa que no nos deja dormir, una cuenta por pagar o muchas. Pero también marca el inicio de algo generalmente bueno. Mas sueños, más expectativas, más amor, más trabajo, más de todo.

Leer también: Tipos de tusa

Me parece genial la idea de poder dejar todo lo malo en el 2016, liberar las cargas, soltar, olvidar, perdonar e iniciar el 2017 positivos, anhelando solo cosas buenas para uno mismo, para todos, porque creo firmemente que aunque las cosas se hayan salido de control este año, siempre podemos volver a comenzar. Y el 2017 será un buen año para hacerlo…

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Síguenos en redes sociales

Copyright © 2020 LA LENGUA CARIBE by JVST

Connect
error: Content is protected !!