CATATUMBO, COLOMBIA – JANUARY 29: Paramilitary leader of the Colombian United Self-Defense Forces (AUC) commandant Mauricio (C) trains his troops 29 January, 2000, in the mountains near Catatumbo, northwest of Bogota. Clashes between the AUC and guerrilla forces have been reported in the Catatumbo region, considered one of the major coca producing areas of Colombia. Foto tomada el 29 de Enero de 2000 del comandate Mauricio (C), jefe militar del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, que operan en las montanas del Catatumbo, al noroeste de Bogota. Fuertes combates se han registrado las ultimas semanas entre las AUC y guerrilleros de las FARC y el ELN, por el control de la zona del Catatumbo, considerada una de las principales regiones productora de coca que sirve a financiar a las diferentes facciones que participan en el conflicto colombiano. (Photo credit should read CARLOS GARCIA/AFP/Getty Images)

«La oficina de Envigado» quiere iniciar proceso de paz

En una carta enviada a Juan Manuel Santos, la banda criminal conocida como «La Oficina» solicitó que sean tenidos en cuenta para iniciar una fase exploratoria dirigida a fijar una mesa de negociación para adelantar formalmente un proceso de paz con el Gobierno Nacional.

La petición tiene como fondo consolidar una paz urbana como complemento necesario al esfuerzo por la paz rural. Para esto, resaltan, es necesario la aplicación de una justicia transicional que fije los mecanismos para la disolución política, legal y social de sus estructuras armadas, así como el acompañamiento de la sociedad civil y las instituciones para un escalonado desmonte de escenarios de ilegalidad.

 La carta pone como ejemplo el proceso de paz que el Gobierno adelantó durante cuatro años con la guerrilla de las Farc en La Habana, así como la mesa de negociación que se instalará con el ELN en Quito.

“Estamos convencidos que este es el momento histórico y es por eso que aspiramos aportar decididamente para que la terminación de conflicto y la construcción de la paz sea verdaderamente definitiva como se viene proponiendo desde las mesa de negociación de La Habana con las Farc y ahora con el inicio de negociación con el ELN”, señala la misiva.

La banda criminal, conocida por adelantar actividades delincuenciales en el departamento de Antioquia desde la década de los noventa cuando era comandada por alias ‘Don Berna’, pide la colaboración de la Iglesia Católica, la exsenadora liberal Piedad Córdoba y el Comité Internacional de la Cruz Roja para que se pueda iniciar el proceso de unos diálogos exploratorios con el Gobierno en el menor tiempo posible.

Deja una respuesta