Former opposition presidential candidate Henrique Capriles speaks during a news conference in Caracas, Venezuela, Tuesday, Oct. 9, 2012. Capriles defended a parking lot-sized goal on the downhill half while President Hugo Chavez’s team manned a pixie goal on the uphill side. (AP Photo/Fernando Llano)

Henrique Capriles denuncia que oficialismo quiere matar el revocatorio contra Maduro

La oposición venezolana hizo un llamado a las autoridades para que se mantenga el proceso hacia un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, al alertar este lunes sobre un estallido social que traería una eventual decisión judicial que anule ese pedido.

«La vía electoral es la esperanza que tenemos los venezolanos. Matar el revocatorio es colocar al país en una situación de mayor peligro e incertidumbre. No queremos un estallido social en Venezuela», declaró en una rueda de prensa Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda y excandidato presidencial.

Acompañado por la mayor parte de los dirigentes de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Capriles sostuvo que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) podría emitir una sentencia que impida continuar con el proceso para convocar a un revocatorio, que la oposición exige se realice en 2016.

Sin embargo, en los meses recientes, sectores del oficialismo han presentado varias demandas judiciales contra la convocatoria de referendo.

«No puede ser que en el país se profundice la crisis solo porque una persona no quiere someterse al escrutinio. Hay gente dentro de la Fuerza Armada completamente en contra de que se genere una decisión de ese tipo. Lo advertimos porque tampoco queremos un golpe de Estado», sentenció el líder opositor.

La MUD debe los próximos 26, 27 y 28 de octubre recoger unos 4 millones de firmas (20% del padrón electoral) para que se convoque el referendo revocatorio.

Para este miércoles, la oposición prepara una jornada de movilización previa, en la que ha llamado a concentraciones en los 1.356 puntos de recaudo de firmas establecidos por la autoridad electoral.

Deja una respuesta