Opinión

“Córdoba Política”, un Titanic a punto de hundirse

“Córdoba Política”, un Titanic a punto de hundirse

Por: Victorino Gasparín

Ver la magnitud de las informaciones que consumimos a diario la palabra Córdoba hace tendencia en las redes o en los medios impresos, volteo a ojear la prensa o deslizar los dedos por el celular la decepción y tristeza invaden los pensamientos positivos con que me levanto al ver el amanecer.

Una región como la nuestra  rica, diversa, ganadera, hídrica, piscícola, llena de mares paisajes hermosos está sumida por la peor clase dirigente del país. Desde el pasado mes de febrero estamos en la palestra pública por tener un departamento en los estrados judiciales y SÍ… CORDOBA solo registra en las judiciales, las familias políticas que nos tienen así solo se ríen en el silencio autócrata de sus maldades; las mansiones de estos poderosos contrastan con el hambre de las regiones, tal es el punto que ya no les duele o hace efecto una noticia negativa de su gestión o proceder, atinan a decir, esos son detractores envidiosos que nos quieren ver mal, frases que se escuchan en esa mole de lujos pecaminosos como “YO QUE LE MATE EL HAMBRE” mira como me paga. Las venganzas políticas de los cobardes con corbata y guayaberas de color rojo, azul,  o desteñidos arcoíris de los tiranos que se toman las fotos en los eventos cuando haciéndole venias a los cachacos cuando  llegan a inaugurar obras inconclusas o mal hechas. Así quedan retratados como amigos pero la realidad es la reseña de una imagen hipócrita que desnuda con el tiempo las infamias de su clase.

Estamos hartos de ser víctimas de los políticos y  deberíamos ser indemnizados, estamos hastiados de tanta corrupción pero a la vez  el pueblo vota por su verdugo, elegimos a quien nos quita la comida, pagamos impuestos que ellos se roban para construir sus palacios donde que viven como reyes, los veneran y tenemos que soportar sus humillaciones, pero al parecer eso nos gusta, nos encanta estar sometidos. No hay un día trascurrido el 2017 en que la clase dirigente podrida de Córdoba no esté inmersa en el lodo de sus acciones. Ellos no sufren por comida, ni porque su casa se les inunde, desde que tengo uso de razón el San Jorge y el bajo Sinú se inunda, la portentosa Hidroeléctrica Urrá  no soporta un intenso invierno como el que padecemos no es suficiente para regular el caudal, pero sí fue responsable de la desaparición del bocachico y de muchos desastres al ecosistema que con los años veremos acentuar.

Córdoba padece por todos los lados, lo que algunos llaman un buen vividero está sumido en desgracias de muchos, aquí la guerrilla, los paramilitares, los políticos corruptos, el narcotráfico acabaron con una de las regiones más ricas y prósperas del país, y si le sumamos los habitantes de este valle lleno de lágrimas cada 4 años en las legislativas elige a sus carceleros que tiene por centro de mando al capitolio nacional.

No basta con escribir semanalmente desnudando la sociedad hipócrita en que vivimos, en la que las personas pasan a ser “entes vivientes” que disfrutan el dolor camuflan su pobreza hablando mal del otro, tienen por ídolos a políticos que reciben  en sus barrios o veredas como salvadores cuando les llevan un proyecto,  a sabiendas que es su función por la cual fueron elegidos; vientos del Norte soplan y amenazan con desbaratar el entramado corrupto en que hemos estado secuestrados por más de 50 años, el verdugo habita en EEUU, ojalá alguien nacido de las entrañas de la corrupción destape toda la podredumbre enajenada que heredan las familias ancladas al poder. Muchos parásitos que vivieron esa época deshonrosa del saqueo de las regalías viven hoy asustados, no duermen pensando que su aliado de hace 3 tres años los delate.

El Titanic de la política en Córdoba está que se hunde, las épocas de otrora en que Rojos saqueaban las arcas del departamento parece que pueden quedar atrás, todo el pueblo sinuano expectante a que algo suceda que ayude a tener esperanza, que los alfiles, torres, caballos y peones no sean los únicos que caigan, los Reyes deben caer presos para tener alivio ante tanta tiranía. Tiranía que esta clase dirigente ha mantenido por más de 5 lustros de reinado y que debe concluir.

ME PICA LA LENGUA

  • Volvieron las inundaciones y siempre los ríos Sinú y San Jorge rompen por las mismas bocas… Y las otras “bocas” se comieron los recursos destinados para mitigarlas.
  • Se vienen nuevos nombres a la palestra pública… es hora de cambiar es hora que unos Cordobeses de verdad gobiernen nuestro departamento.

 

 

Haga click para añadir un comentario

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Más in Opinión

¡El Cha-Teo es una sensación!

Redacción Caribe AL20 septiembre, 2017

La “Ciudad Verde” del alcalde Marcos Daniel, no existe

Redacción Caribe MR15 septiembre, 2017

Junior hizo un buen trabajo y no cayó en ‘La Olla’

Redacción Caribe AL13 septiembre, 2017