Opinión

Los criminales se toman la patria. ¡Timochenko y que candidato!

Los criminales se toman la patria. ¡Timochenko y que candidato!

Por Roberth José Angulo Santos.

El proceso de paz con las Farc era la esperanza de todos los colombianos, la prolongada confrontación Gobierno-Guerrilla, con muchos víctimas, había que ponerle fin, ese era el gran anhelo de todos los compatriotas, pero hoy después de haber firmado los acuerdos de la Habana, parece que el remedio será peor que la enfermedad.

Los subversivos siempre han tenido un solo objetivo, la conquista del poder, con él podrán implementar sus ideales o modelos económicos el cual profesan y nunca han escondido, ese no es otro que el comunismo o socialismo, para ello hacen uso de todas las formas de lucha existente, cuando ven que le es imposible alcanzarlo a través de las armas, “renuncian a ellas” entonces negocian y utilizan la vía “democrática” para conquistarlo.

En Colombia, las Farc vieron una gran oportunidad con este Gobierno entreguista, que les ofreció la seca y la meca, para lograr sus propósitos, abandonar “la lucha armada” y conquistar sus objetivos, con lo que acordaron, saben que la Casa de Nariño está más cerca, desde allí sin pagar por sus horrorosos crímenes, implementarán sus macabros ideales.

Era una oportunidad histórica para ese grupo insurgente, nunca antes un Gobierno había sido tan complaciente con la guerrilla, es normal que en todo proceso de paz haya que hacer concesiones, en eso estoy completamente de acuerdo, es mucho lo qué hay que ceder, para poder cristalizar los objetivo de una nación en conflicto, la anhelada paz, por ello se hace justo y necesario, pero no todo puede ser a cualquier precio.

Una cosa es negociar y otra muy distinta es ser entreguista, cuando se negocia para poner fin a un conflicto de más de 50 años, las concesiones deben ser de parte y parte, en ningún país serio, los crimínales que se han sometido a un proceso de tales características, pueden participar en política mientras no hayan saldado sus cuentas con la justicia, si lo hacen lo que hubo fue una entrega del Estado al grupo insurgente.

En Colombia, los bandidos de las Farc tenían y debían someterse a la justicia especial para La Paz, ser sancionados y cumplir con las penas impuestas, luego si, le dábamos la bienvenida a la democracia, pero no antes de o de manera concomitante, sin reparar a las víctimas y sin contar la verdad, por eso nada justifica la participación en política, de Timochenko a la Presidencia o de Ivan Marquez al Senado, es una burla a las víctimas y al Estado mismo.

El presidente constantemente negó que esto sucedería, hoy como ha sido la constante de su Gobierno cambia el discurso, definitivamente estamos en el país del sagrado corazón donde todo es posible, señor Juan Manuel Santos, le está entregando la patria a los delincuentes, peor aún, a unos criminales de delitos de lesa humanidad, ha vuelto migajas la estructura del estado y desequilibrado su institucionalidad, que Dios nos ampare.

View Comments (1)

1 Comment

  1. JJ.SANCHEZ

    2 noviembre, 2017 at 9:53 pm

    YA SE LO HABÍAN TOMADO,URIBE FUE PRESIDENTE Y AHORA SENADOR.EL CRIMINAL MAYOR.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Más in Opinión

San Antero debe reorganizar y planificar su crecimiento urbanístico

Redacción Caribe MR17 noviembre, 2017

Vuelve la banda folclórica a San Antero

Redacción DC16 noviembre, 2017

“Que se vayan todos”

Redacción Caribe AL14 noviembre, 2017