Opinión

Concesiones ¿Otro cartel en Montería?

Concesiones ¿Otro cartel en Montería?

Por: Victorino Gasparín:

Este martes  24 de octubre de 2017  en el Concejo de Montería estaba programada una reunión para verificar en conjunto con la empresa Proactiva, concesionaria de los servicios de suministro de agua potable y alcantarillado, tratar el tema de rebosamiento de los manjoles en la capital del departamento, como siempre los honorables concejales de Montería no les intereso el tema a tratar, prácticamente no hubo cuórum, era un tema intrascendente para estos sujetos que últimamente se reúnen exclusivamente para aprobar proyectos del impoluto alcalde de Montería.

Cito este bochornoso episodio para adentrarme en las concesiones que operan en la capital, tema en el que estos zánganos personajes hace 15 días le dieron facultades al alcalde Marcos Daniel Pineda “POR MEDIO DEL CUAL SE MODIFICA Y ADICIONA EL ACUERDO NO 014 DE 2017, SE CONCEDEN UNAS FACULTADES AL ALCALDE Y SE DICTAN OTRAS DISPOCIONES; Para que el buen lector entienda esta gran frase es simple explicarlo en este corto hilo CONCESIONAR EL TRANSITO DE MONTERIA A 20 AÑOS A UNA EMPRESA PRIVADA” este proyecto de acuerdo fue enviado el día de 3 de octubre al presidente del Concejo Amaury Contreras y en menos de 10 días a pupitrazo limpio y en tiempo récord como un giro rapidísimo tal vez  sin leerlo o al menos analizarlo fue aprobado.

El alcance de este acuerdo tiene por negocio  participación de capital privado para que a través de su aporte de capital, su conocimiento en los aspectos organizacionales y gerenciales, y haciendo uso de las aplicaciones tecnológicas de última generación, el municipio preste los servicios  de patios, grúas de inmovilización y los registros de automotor, de conductores, de infractores y tarjetas de operación. De acuerdo a este, el municipio “pobre” de Montería justifica el alcance con la carencia de recursos para comprometerse presupuestalmente con el proponente seleccionado.

Para simplificar las leguleyadas de este acuerdo leonino, es entregar una concesión en noviembre al estilo pliegos de licitación amañados,  proceso en el que se espera lleguen muchos  oferentes, un negocio donde el “factor de paso” ya fue pactado, llámese a este y en términos colombianos la coima para que los concejales con solo poner la mano en el pupitre aprueben la venta de un contrato. Hay que empezar a llamar las cosas por su nombre esto es así y no se escandalicen  con que la corrupción se camufla en estos famosos acuerdos, solo analicen los tiempos de presentación y aprobación en los que  debieron  estudiarse estos articulitos que llevan sus micos,  inmersos en un paquete de más de 60 hojas.  En ellos están las proyecciones a 20 años y haciendo el trabajo que debieron hacer los concejales las ganancias operacionales están alrededor de 109 mil millones de pesos,  que al dividirlos entre los 20 años que durará la concesión, nos da un valor de 5 mil 450 millones por año,  y analizando los factores “de paso” del 30%,  los 5 mil 450 divididos entre los 12 meses, significa  454 millones mensuales , es decir irían a parar al bolsillo de alguien, una cifra no tan despreciable para tamaño negocio.

¿Cómo lo harán?, incluyeron proyecciones en el cual se evidencia que el exponente primordial es el aumento de vehículos matriculados, perseguir infractores y las famosas foto multas. Imagínense inundar a Montería de más vehículos. Pregunto, ¿Dónde están las vías? Sabemos muy bien que las alcaldías son malas administradoras lo que no se puede permitir es que hagan negocio con estas concesiones, el ciudadano monteriano tiene una cultura de violar normas y allí es la fuente del negocio. Montería no está bien diseñado,  su anillo vial es pobre, se han hecho cosas pero ahora vendrán los laicos apasionados a decir que no se puede rediseñar una ciudad en 10 años y empiecen a excusar a su ídolo.

Lo cierto de este tema es que Montería tiene un concejo de Bolsillo, solo asisten cuando hay mermelada, sus funciones para nada son representar al ciudadano. Se reúnen cuando hay un negocio y el alcalde tiene claro cuál es la motivación de ellos, esperemos que en diciembre cuando la distracción es mucha por la temporada navideña no se presente un solo oferente porque de serlo la trampa sería consumada.

PARA RECORDARLES

La concesión del servicio de aseo, recolección y disposición final de residuos sólidos, a través de la firma bogotana Servigenerales, firmada durante el  periodo del actual alcalde Marcos Pineda, va desde el 28 de abril de 2005 hasta el 27 de abril de 2025. El dueño de esta, es el cuestionado Alberto Ríos esposo de la periodista Darcy Quinn y muy cercano al ex-vicepresidente GERMAN VARGAS LLERAS que además maneja contratos similares en Buga, Facatativá, Soacha, Tunja y Yumbo. Siendo Soacha actualmente  el foco de cuestionamientos por la problemática alrededor del relleno Doña Juana.

 

Haga click para añadir un comentario

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Más in Opinión

San Antero debe reorganizar y planificar su crecimiento urbanístico

Redacción Caribe MR17 noviembre, 2017

Vuelve la banda folclórica a San Antero

Redacción DC16 noviembre, 2017

“Que se vayan todos”

Redacción Caribe AL14 noviembre, 2017