Opinión

Colombia 0 – Juanma 3

Foto tomada de El Espectador.
Colombia 0 – Juanma 3

Por: Héctor A. Enríquez López

Twitter: @HectorEnriquezL

En el mes de agosto de 2016, una tarde en Río de Janeiro se paraba frente a una barra cargada con 176 kilogramos de peso el deportista Óscar Figueroa. Por su cabeza pasaron una y otra vez las imágenes que quedaron de su intento fallido ocho años atrás en Pekín, donde un problema físico le impidió dar una alegría a su país natal, Colombia.

Esa hermosa pero ingrata tierra que lo vio nacer, que lo vio crecer pero que también lo trató de manera injusta e inhumana, donde Óscar tuvo que verse en necesidad de huir de su municipio natal hacia una tierra distinta, hacia un territorio donde se formó con esfuerzo, con entrega, con ilusión y también con angustia, necesidad y temor, de Zaragoza en Antioquia pasaba a Cartago en el Valle del Cauca.

Ese día de agosto, en Río de Janeiro, Óscar recordó seguramente su infancia, su lesión, su recuperación, su esfuerzo y visualizó a su gente, a sus compatriotas, a su país, a quienes sin deberles nada les entregaba mucho. Minutos después levantó el peso necesario y aseguró el oro para su país en las justas más importantes del deporte.

La alegría de Óscar, el llanto final cuando se despoja de su calzado y lo ubica frente a su cuerpo de rodillas indicando que se retiraba de las competencias oficiales marcaron un camino donde Colombia ocuparía el puesto número 23 en dicha competencia, con un total de ocho medallas; tres de oro, dos de plata y tres de bronce, lo que significó el mejor resultado de cualquier delegación colombiana en unos Juegos Olímpicos, Colombia hacía historia o mejor, ¡los deportistas colombianos hacían historia!

A eso se puede sumar el éxodo masivo de futbolistas criollos a distintas ligas en distintos continentes, nuestros jugadores actualmente son apetecidos y consiguen buenos resultados en sus competencias, esto trae una privilegiada posición de la selección de fútbol en el ranking que establece la IFFHS donde en los más recientes tres años siempre se ha mantenido dentro de los diez primeros del escalafón.

Y ni hablar del ciclismo, ya sabemos Nairo, Rigo, Cháves, Mariana, Gaviria y los otros pedalistas los réditos que logran…

Esto en una nación incluyente, no corrupta y evolucionada redundaría en mayor apoyo a las delegaciones deportivas asignando un porcentaje mayor del PIB al desarrollo deportivo, tal vez un punto o medio punto, generaría nuevas alegrías a los ciudadanos que finalmente somos quienes pagamos los impuestos, pero no, contrario a este sueño nacional el mandatario local en medio de un enorme silencio ha decidido reducir el rubro deportivo para el 2018 en un 62%, ¡UN SESENTA Y DOS PORCIENTO! Esto es algo exagerado, es casi como pasar de consumir carne diez veces al mes a hacerlo tres veces, pero cuando los deportistas logren un podio o un gol que clasifique a un torneo internacional, cuando se vea el llanto en su rostro por la alegría del triunfo muy seguramente estará el señor presidente haciendo su respectivo llamado y diciendo que en su gobierno se han logrado importantes gestas deportivas.

Juanma redujo el presupuesto al deporte y en general a todos los departamentos nacionales excepto a la Fiscalía, a la Policía y a Hacienda. Golazo de Juanma para el humillante 0 – 3 en el que su contrincante llamado “Colombia” va siendo vapuleado y de local.

Dicen que los países merecen los gobiernos que eligen, creo que Colombia está haciendo méritos para merecer esto, aunque ya se están pasando de la línea límite, el 0 – 1 en favor de Juanma fue cuando de manera arbitraria propuso y ganó la aprobación en una reforma tributaria donde los perjudicados seríamos los colombianos. Primer gol del presidente contra el país.

El 0 – 2 llegaría también cuando, de manera disimulada surgió el escándalo llamado “Odebrecht”, un nuevo escándalo para el cuarto país más corrupto del mundo (leyó bien y no me equivoqué, somos el cuarto país que más roba recursos del erario público). Hubo señalamientos, compra de contratos, amaños en la distribución de la oportunidad, pero por los hechos que en otros países hay presos condenados en Colombia no hay nadie ni siquiera juzgado ni señalado. ¡Golazo de Juanma!

Es triste cuando se ve que el país es goleado de local, aunque más que la analogía con el fútbol debí haberla hecho con boxeo, aduciendo que Juanma va invicto y como pugilista está cerca a ganar con un contundente K.O. a su rival, “Colombia” en el octavo asalto (octavo año de gobierno).

Haga click para añadir un comentario

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Más in Opinión

¿Dónde están las regalías de los sananteranos?

Redacción Caribe MR1 diciembre, 2017

San Antero debe reorganizar y planificar su crecimiento urbanístico

Redacción Caribe MR17 noviembre, 2017

Vuelve la banda folclórica a San Antero

Redacción DC16 noviembre, 2017