Connect with us

Mundo

Le dijeron que le iban a regalar un coche, la mataron y le arrancaron a su bebé del vientre

Bajo engaños Marlen Ochoa López, de 19 años, quien se encontraba en estado de gestación, llegó a una vivienda donde Clarisa Figueroa, de 46, y su hija Desiree, la asesinaron y luego le sacaron a su bebé del vientre.

Este escabroso hecho sucedió en Chicago, Illinois, donde ambas mujeres enfrentan cargos por homicidio en primer grado por la muerte de la joven latina, quien debía dar a luz el 5 de mayo, sin embargo, las sindicadas habrían creado una página en Facebook donde daban apoyo a las mujeres embarazadas.

Y posteriormente, la víctima fue a la casa de Clarisa Figueroa para recoger ropa y un coche para bebés que presuntamente le iban a regalar, pero una vez en el interior del inmueble, donde entró con engaños, fue asesinada y el bebé retirado de su vientre.

Según informó la Policía de Chicago en rueda de prensa este jueves, la desaparición de Marlen fue reportada el 23 de abril, el mismo día en que fue a visitar el hogar de las acusadas ubicado en el suroeste de la ciudad, además, también fue acusado de ayudar a ocultar un homicidio, Piotr Bobak, de 41 años y novio de Clarissa. 

Desiree Figueroa confesó a los agentes que ayudó a su madre a estrangular con un cable a la víctima, el cual fue encontrado en un cubo de basura en el patio de la vivienda, donde también fueron hallados esta semana los restos mortales.

Hasta el momento, las autoridades investigan si Clarisa Figueroa, quien perdió a un hijo en 2017, pretendía criar al recién nacido, ya que la mujer llamó al 911 para avisar que había dado a luz y que el bebé tenía problemas para respirar, por lo cual fue transportado en estado crítico a un hospital cercano donde se encuentra en cuidados intensivos y con daños cerebrales.

Asimismo, se dio a conocer que Desiree declaró a los agentes que su madre había dado a luz al bebé, aunque luego las pruebas de ADN confirmaron que el recién nacido es hijo de la víctima, y de su esposo, Yovani López.

Finalmente, en el inmueble de Clarisa Figueroa y su hija fueron encontraron restos de sangre, ropa quemada y contenedores con líquidos de limpieza, además del cadáver de la víctima al interior de un cubo de basura en el patio trasero.

Síguenos en redes sociales

Copyright © 2019 LA LENGUA CARIBE by JVST

Connect
error: Content is protected !!