Connect with us

En el municipio de Riohacha, La Guajira, se presentó un terrible caso de violencia intrafamiliar que terminó en homicidio, donde Édgar Amaya Cujía, de 56 años, al parecer asesinó de varios golpes a su esposa Patricia María Uriana, quien pertenecía a la etnia Wayuu de dicha región.

Según se conoció, la mujer indígena fue llevada a la Clínica Anashiwaya porque tenía fuertes dolores de cabeza que no la dejaban descansar, cuando los galenos detectaron la complejidad de la situación la remitieron al hospital San Rafael en San Juan del Cesar.

Keyla Ballesteros, hija de Patricia, dijo que a su mamá le encontraron sangre en el cerebro y varios hematomas; luego de ponerse a indagar, el hombre habría confesado que él la golpeó. Según la joven, esta información se confirmó luego de que su misma madre le confesara en medio de su malestar que sí le pegaba, pero que al parecer nunca dijo nada, porque él la tendría amenazada con asesinar a sus hijos.

“A raíz de esos golpes mi mamá cada día fue desmejorando, estando interna en el hospital perdió el habla quedando completamente muda, luego fue quedando sin movilidad hasta quedar como un vegetal, por eso tuvieron que hacerl momenuna gastroctomía para alimentarla, finalmente después de un mes y seis días de estar en el hospital, murió tras sufrir tres paros respiratorios”, contó Keyla Ballesteros al diario Al Día.

Y concluyó, “esta situación es muy triste y será denunciada ante la Fiscalía, para que él responda por la muerte de mi madre, porque a ella la mataron los golpes”.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Síguenos en redes sociales

Copyright © 2019 LA LENGUA CARIBE by JVST

Connect
error: Content is protected !!