Connect with us

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff fue destituida de su cargo por la plenaria del senado de ese país.

El  resultado de 55 votos a favor y 22 en contra durante la sesión histórica de la  plenaria que duró 21 horas,  fue contundente y se aprobó el proceso de destitución en contra la presidenta.

Rousseff recibirá hoy la notificación oficial de destitución y luego se recluirá en el futurista Palacio de la Alborada, donde se le permite quedarse en su nueva condición de presidenta espectral, con el salario recortado a la mitad y las perrogativas reducidas al mínimo.

Luego de la destitución,  el poder pasaría a las manos del vicepresidente Michel Temer, líder del Partido Democrático do Movimento Brasileiro (PMDB), a quien Rousseff califica como “un traidor y el padre de los conspiradores”.

Entre tanto José Renan Vasconcelos Calheiros, presidente del Senado leyó el texto que recibirá Rousseff de las manos del primer secretario del Senado  que significa, de hecho, su destitución temporal: “Señora Presidenta: se le hace saber por medio de esta notificación que a partir de su recepción esta instaurado el proceso de destitución. (…) Y queda suspensa del cargo de presidenta (…) con derecho a residencia oficial, seguridad, servicio médico y transporte aéreo y terrestre”.

En la tribuna, los defensores del impeachment o “destitución”, la mayoría de partidos de centro y de derecha hablaron de esas maniobras fiscales a las que, a veces, culparon de la crisis económica brasileña.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Síguenos en redes sociales

Copyright © 2019 LA LENGUA CARIBE by JVST

Connect
error: Content is protected !!